David Ruiz

Diario MARCA . Redactor de Fútbol Internacional.
"Nacido para entrenar"
Foto vertical

"Rafa Benítez nació para sentarse en un banquillo. Ya lo sabía cuando trataba de abrirse camino como futbolista en el filial del Real Madrid o en el Parla. Y también sabía que para hacer realidad su objetivo en la vida debería remar contra corriente en mares tempestuosos.

"Su habilidad natural para manejar grupos y su interminable capacidad de sacrificio le darían tarde o temprano una oportunidad".
Pero eso nunca le importó lo más mínimo, seguro de que su sólida formación, su habilidad natural para manejar grupos y su interminable capacidad de sacrificio le darían tarde o temprano la oportunidad que anhelan esos millones de técnicos que no han tenido la fortuna de despuntar sobre el manto verde.

"Introdujo nuevos métodos de trabajo que le ayudaron a rentabilizar sus plantillas al máximo".
Estudioso inveterado del balompié, descifró como nadie en nuestro país la necesidad de proyectarse hacia el futuro introduciendo nuevos métodos de trabajo que le ayudaron a rentabilizar sus plantillas al máximo. Ni los éxitos ni los reveses sufridos en estos 25 años ejerciendo el trabajo para el que vio la luz alteraron un ápice su fidelidad ni su fe en las personas que le han acompañado en cada una de sus aventuras.

En Valencia y en Liverpool le veneran no sólo por haberles devuelto la felicidad de tiempos pretéritos, sino por esa honestidad y humildad que le han acompañado desde que se colgó por vez primera el silbato en la vieja Ciudad Deportiva del Real Madrid".