David Belenguer

David Belenguer Reverter.
Belenguer.
Foto

CF Extremadura. Temporada 1998-1999.

"Hablar de Rafa no es fácil para mí, hace mucho tiempo que lo conozco y nuestra relación ha ido variando con el paso del tiempo. Me es muy difícil mantener la objetividad con una persona que, en su momento, me cambió la vida. Nuestro primer contacto fue en la antigua Ciudad Deportiva del Real Madrid. Yo estaba a prueba en el Sub-19, era finales de Noviembre y yo provenía de un club de Barcelona, la U.E. Sants, y acudí a la llamada del Real Madrid para realizar una prueba. Lo primero que me encontré fue un entrenador que me hablaba de cosas que no entendía: mantenemos la línea arriba, presionamos al poseedor del balón, cortamos líneas de pase, zona presionante, achicamos espacios, presionamos entre líneas,... No odio cosa más en esta vida que me estén hablando de algo y no entenderlo, así que me puse a preguntar y un entrenador joven se puso a contestar y, por lo tanto, a enseñarme algo que he intentado fomentar toda mi carrera, "al fútbol se juega pensando". Más tarde se me ocurrió una manera de nombrar ese concepto que ese día aprendí, y es que "El "músculo" más importante de un futbolista es su cerebro". Y por desgracia es el que menos se preocupa de entrenar (no psicológicamente, sino hablando del conocimiento del juego) y creo que sobretodo en eso Rafa es un maestro, sabe exprimir las posibilidades al máximo, las que tiene su equipo y las que tienen sus jugadores.

Mas tarde volvimos a compartir vestuario, esta vez ya en el mundo profesional, y después de acabar mi primera charla individual con él, pensé: "Que capacidad tiene este tío (la verdad es que pensé otras palabras, pero no quedan bien) para ilusionarme!!!". Es de esos casos, por desgracia pocos, que cuando ha acabado el año sientes que eres mejor futbolista que antes de conocerlo.

Algo negativo. Es muy duro trabajar con él. ¿Por qué? Pues porque resulta imposible estar a su altura en cuanto a capacidad de trabajo y búsqueda continua de la perfección. Y ese punto "negativo" se convierte en el mayor de los acicates para exigirte cada día más, e intentar ser cada vez mejor.

Gracias Rafa por ayudarme a encontrar la manera de hacer mi camino".