Entrevista a Rafa Benítez en 'The Times'

16/01/2021rafabenitez.com/The Times

Imagen
¿Este partido es muy importante?

"Es importante, desde luego, pero no creo que sea crucial teniendo en cuenta lo que queda de temporada. Todavía quedan muchos partidos y, tal y como está el fútbol a día de hoy, cualquier cosa puede pasar. Habrá tiempo para rectificar o lidiar con el resultado de este partido. Aunque no hay que desdeñar la confianza que adquirirá el equipo que gane este compromiso, creo que es lo más importante. Aunque se puede ganar de 'mala' manera, por un golpe de suerte. Si es ese el caso, más allá de conseguir otros tres puntos, no creo que tenga mayor relevancia. Si ganas jugando bien y con una clara superioridad sobre el rival demostrarás que tienes un equipo fuerte. Eso sí tiene importancia para un equipo. No es sólo ganar, sino cómo ganas".

Ambos equipos están sometidos a cierta presión. El Manchester United necesita mantenerse arriba en la clasificación y quieren continuar su racha ganadora y el Liverpool tiene que recuperar puestos para volver a lo más alto...

"Todos están diciendo que el United ha cambiado esto o lo otro, pero están haciendo básicamente lo mismo de siempre. Necesitan un par de buenos resultados para conseguir más confianza porque cuentan con jugadores de clase mundial. Viendo algunos de sus últimos partidos, he podido ver a un buen equipo, con buenos jugadores a los que quizá les falte algo de ritmo, el 'tempo' de los últimos compromisos es quizá algo más lento en ocasiones. Bajo mi punto de vista, teniendo en cuenta los jugadores de calidad con los que cuenta el United, es sólo cuestión de tiempo que mejoren su nivel. El Liverpool, por su parte, cuenta con una gran intensidad. Su ritmo de juego sigue siendo el habitual. Son conscientes de que el Manchester United está primero en la clasificación, por lo que tienen que remontar para volver a ser más consistentes. Aunque hayan cometido algunos errores recientemente, pueden recuperar esa consistencia durante la temporada.
Pero esta temporada está siendo muy extraña. La forma de entrenar y de comportarse durante la semana no es la misma de siempre. Y si coges el virus, siempre puedes recuperarte pero genera muchos problemas al resto de integrantes del club. Para mí, con estas circunstancias, es muy difícil juzgar o ser categórico a la hora de expresar una opinión".

El Manchester United de Ole Gunnar Solskjaer ha perdido semifinales y el Liverpool de Jürgen Klopp ha perdido finales. ¿Es este un proceso que hay que superar para ganar?

"Como equipo, puedes contar con potencial y calidad pero, aún así, tener algo que sigue fallando. Se necesitan jugadores competitivos y con mentalidad ganadora. Y no sólo se trata de introducirlos en tu equipo, también es importante que se integren en la plantilla y en el vestuario para que todos remen en la misma dirección.

Cuando fuí al Nápoles, justo acababan de vender a Edison Cavani al PSG y todo el mundo me repetía que tenía una mentalidad ganadora y una personalidad competitiva. Era un ganador. Y estoy seguro de que tenía una gran influencia en el vestuario.

Bruno Fernandes fue uno de los jugadores a los que estuvimos siguiendo en el Newcastle United. Estaba en el Sporting de Lisboa y tenía algún problema con su club en ese momento. Tuvimos la oportunidad de ficharlo sin coste alguno, iba a dejar el club como agente libre. Las negociaciones progresaban pero el inconveniente es que su problema podía llegar a los tribunales y complicarse. El Newcastle no quería eso. Ahora, está siendo crucial para el Manchester United. Bruno ha cambiado el estilo de juego del equipo con su forma de jugar, asistir y marcar goles. Tiene 'personalidad'. Intenta encontrar siempre el pase adecuado. En los partidos más recientes que he podido ver, siempre va a presionar con determinación e intensidad".

¿Quién es el favorito para el partido de mañana?

"Estos partidos son muy complicados. Tengo la sensación de que el Liverpool puede hacerlo bien, pero tengo que ser honesto y el Manchester United está jugando muy bien en los últimos encuentros. Creo que se trata de una situación de 50-50, o 60-40 si lo analizo con el corazón. Si tienes problemas en defensa, debes proteger el área siendo más compacto pero, al mismo tiempo, tu estilo es presionar al otro equipo. Tienes que tomar riesgos".

El problema con el Manchester United es su velocidad en ataque y tienes que tratar de que no ganen la espalda a tus defensas con facilidad".


¿Qué otros equipos pueden aspirar a ganar el título?

"Para mí, será el Manchester City, si siguen mejorando. El Leicester City lo está haciendo muy bien, el Chelsea ha gastado mucho dinero y cuenta con un buen equipo. Pero en términos de experiencia y consistencia, el Manchester City tiene que estar ahí".

En la temporada 2008-09 fue la última vez en la que el Liverpool y el United se enfrentaron por el título. ¿Qué recuerdas de ese enfrentamiento?

"Todo el mundo habla de la rueda de prensa que dí antes del partido ante el Stoke, pero creo que la gente olvida que el United tenía dos partidos por jugar. Nosotros teníamos 45 puntos en 20 partidos, el Chelsea tenía 42 en 20 partidos, y el Manchester United tenía 38 puntos con 18 partidos jugados. Trataba de expresar algo que estaba sucediendo en el fútbol inglés. Nadie puede discutir sobre los hechos que relaté en esa rueda de prensa. Esta semana he leído que Mark Clattenburg, el árbitro, dijo que pitó tres penaltis a favor del Liverpool en un partido en Old Trafford ante el Manchester United, con David Moyes como entrenador. Añadió que eso nunca habría sucedido si Sir Alex hubiera estado al cargo del United. Lo que quería con esas declaraciones era tratar de asegurar una situación equilibrada hasta el final de la temporada. Ellos lo hicieron mejor que nosotros, sólo nos quedaba darles la enhorabuena. Tenían un buen equipo, el de la época de Ferguson, Macheda marcó un gol y la historia la escriben los vencedores. Pero terminamos ese año con 10 victorias y un empate en 11 partidos así que, ¿cómo es que el United nos superó? Recuerdo que durante el viaje a Old Trafford vi a un niño con su padre. Tenía un cartel que ponía "Rafa está perdiendo los nervios", y luego les ganamos 4-1. Pueden decir lo que quieran, ganaron la liga, pero no es verdad".