El Blog de Rafa Benítez RSS El Blog de Rafa Benítez

23
Jun 2014
14:01
Sorpresas y despedidas, por Rafa Benítez

Brasil 2014

Rafa Benítez

Apuramos la segunda ronda de la fase de grupos y vemos como ésta se encamina a su recta final para sacar las últimas conclusiones. Algunas sorpresas, aunque cada vez menos, por eso el fútbol es tan atractivo para tanta gente, y varias selecciones llamadas a hacer algo importante en este Mundial’14 que se disputa en Brasil que ya han tenido que sellar su billete de vuelta a casa. Con todos esos ingredientes y alguno más, vamos a intentar sacar punta a lo sucedido y a aportar nuestro punto de vista en este debate permanente que pretendemos que sea nuestro blog.

Si nos detenemos en el Grupo A, Brasil sufrió más de lo que recogen las crónicas para empatar con México. Todos hablamos de Ochoa, el portero de la ‘tri’, pero lo cierto es que el equipo anfitrión no jugó con la fluidez que debería como bloque para crear claras ocasiones de gol. Las tuvo, es cierto, pero en gran parte gracias a acciones individuales más que por buen juego colectivo, y eso sí que puede ser un verdadero problema más adelante. Evidentemente, las individualidades cuentan, pero si el conjunto juega bien, los buenos futbolistas brillan aún más y se convierten, al tiempo, en más determinantes.

México y Croacia han demostrado que no son precisamente dos malos equipos. Con jugadores de calidad, en el caso de los croatas, y con mucho trabajo colectivo, en el de los mexicanos, y ambos se la jugarán en ese último partido que promete ser más que interesante.

Por su parte, Camerún trasladó al campo los problemas que evidenciaba fuera, ya incluso desde la última clasificación para la Copa de África, y en este caso, a pesar de su calidad individual, el colectivo no fue suficientemente fuerte y ha quedado fuera tras sólo dos encuentros disputados.

Hablando del Grupo B, la sorpresa del primer partido entre España y Holanda dejó de serlo al volver a perder el combinado español, esta vez ante Chile. Los chilenos hicieron un gran encuentro, con una notable agresividad en la presión, siempre colectiva, y rapidez en la salida al contraataque. Defendieron y atacaron con mucha más velocidad que España y ahí estuvo la diferencia y hasta la explicación a su merecida victoria.

Holanda sufrió más de lo previsto para superar a Australia y confirmó lo que apuntó tras la primera jornada. Tiene un buen equipo, siempre ha contado con jugadores de calidad y además, como demuestra su remontada en el marcador, ahora tienen confianza en sí mismos, lo que les ayudará mucho en la siguiente fase.

Pasamos al Grupo C. En éste, Colombia se clasificó al superar, con alguna dificultad, a Costa de Marfil, el otro gran favorito para pasar a la siguiente fase. Los colombianos trabajan mucho en defensa para protegerse y confían en el desequilibrio de sus hombres de arriba, donde Cuadrado y James Rodríguez marcaron la diferencia. El primero, por el peligro que crea, sobre todo al contrataque si tiene espacios, y el segundo, por su efectividad de cara al gol. Costa de Marfil tiene un buen equipo, con poderío físico y buenas individualidades, además otra cosa que hicieron bien contra Colombia fue tirar desde fuera del área, que siempre será una alternativa más para resolver los partidos si se cierra el rival.

Japón y Grecia sólo han mostrado detalles de calidad de algunos jugadores, pero no un buen nivel de juego colectivo.

Vamos ahora con el Grupo D, otro de los grupos con sorpresa. Costa Rica se clasificó merecidamente por su excelente trabajo defensivo. Con un 1-5-4-1, mucho orden y también mucho compromiso de los jugadores, ya sorprendieron en la primera jornada a Uruguay, Aunque todo hay que decirlo, con los ‘charrúas’ sin Luis Suárez. Sin embargo, en este segundo partido controlaron muy bien a Italia, arriesgando mucho durante el primer tiempo con la línea de cinco haciendo con frecuencia ‘el fuera de juego’, lo que les pudo costar algún gol. Pero luego mucho más sólidos en el segundo tiempo, cuando Italia iba cambiando jugadores y tácticas, con Cassano para jugar entre líneas tras Balotelli y luego con Insigne en la izquierda yendo hacia adentro. Todos esos intentos fueron bien contrarrestados por los costarricenses y se llevaron un merecido triunfo.

En el otro gran partido de este grupo, Uruguay, ya con la aportación y el acierto de Luis Suárez, se impuso a Inglaterra, que no pudo jugar con la velocidad que mostró en el primer duelo ante Italia. Uruguay presionó con agresividad en todas las zonas del campo, ante lo que Inglaterra no encontraba soluciones. Lodeiro primero y Cavani, tras la sustitución del propio Lodeiro después, vigilaron de cerca a Gerrard durante todo el partido e Inglaterra no tenía continuidad en su juego. Si a eso sumamos algún error defensivo ante un jugador con las prestaciones de Luis Suárez, encontraremos la explicación a la derrota, Otra de las selecciones llamadas importantes eliminada tras los dos primeros partidos, increíble pero cierto.

De entrada en el Grupo E, hay que decir que Francia se clasificó con suficiencia tras dos buenos encuentros. Jugaron con velocidad y precisión, aprovecharon los errores de su rival, Suiza, también los espacios cuando salían al contraataque y le dieron continuidad a su juego de ataque. Con un 1-4-3-3, Benzema llega con frecuencia al área adversaria desde la izquierda, donde los centrales están ocupados con Giroud, y aprovecha su buen momento y su calidad. A pesar de fallar un penalti, hizo dos buenos goles, uno de los cuales, de bastante calidad por cierto, no subió al marcador por conseguirlo fuera de tiempo.

Ecuador, eso sí, no sin dificultad, superó a Honduras y se la jugará en su último compromiso del grupo y precisamente contra Suiza, que seguramente estará mucho más concentrada para evitar los errores que cometió contra Francia.

Imagen


En el Grupo F, Argentina sufrió más de lo que estaba en el guión ante Irán. Y nunca mejor dicho, sufrir sufrió hasta el último minuto. No jugaron bien los argentinos, pero consiguieron los puntos y la clasificación, por lo que tendrán tiempo de seguir ajustando el equipo y seguirán siendo uno de los grandes favoritos de esta edición de la Copa del Mundo de Fútbol. Messi decidió, lo cual no es ninguna sorpresa, pero tienen delanteros como Higuaín o Agüero, que podrán hacerlo si Messi no encuentra portería.

Nigeria superó a Bosnia y la envió para casa de forma adelantada, lo cual no era precisamente una sorpresa. Todavía no han jugado los nigerianos como pueden hacerlo por la calidad y experiencia que atesoran muchos de los jugadores que tienen. Pero la superioridad de los africanos y los argentinos era evidente y se ha demostrado a medida que se ha ido completando la clasificación del grupo y a pesar, como apuntábamos antes, de no haber jugado lo que se dice a un gran nivel.

Entramos en el Grupo G, donde también pudo saltar la sorpresa. Sufrió Alemania para empatar ante Ghana y ese choque nos dejó, por ejemplo, el record de goles de Miroslav Klose. Siempre es positivo ver estas situaciones cuando hablamos de profesionales ejemplares, como es el caso de Klose, y a una Alemania prácticamente clasificada.

Lo mismo que puede suceder con EEUU, después de su empate con Portugal. Para que no se produjese esta más que probable clasificación de los alemanes, como primeros de grupo, y de los norteamericanos, como segundos, se tendrían que dar resultados y goleadas poco habituales, aunque no olvidemos que esto es fútbol y por su incertidumbre hasta el final es el deporte más importante del mundo.

Cristiano Ronaldo es la atracción de su equipo que, por otra parte y de manera sorprendente, no acaba de jugar bien. Tiene un buen centro del campo como para elaborar fútbol, pero parece que las lesiones (una nueva lesión muscular en el partido contra EEUU), la falta de pegada y los errores defensivos hacen que, sin duda, uno de los mejores futbolistas del mundo pueda también quedar fuera a las primeras de cambio.

Imagen
Y por último, el Grupo H, en el que Bélgica aparece ya clasificada tras derrotar a Rusia, con lo que nos ha vuelto a mostrar sus excelentes cualidades. Tienen un buen equipo, ordenado, con futbolistas jóvenes pero, al mismo tiempo, con experiencia en ligas importantes y cuando no desequilibra Mertens, aparece Hazard para marcar la diferencia. La aportación de Fellaini en el juego aéreo les hace tener diferentes alternativas, como segundas jugadas o acciones a balón parado, y si se ponen por delante en el marcador, como hicieron con Rusia, Hazard, con espacios y cuando sus marcadores no tienen ayudas, es tan desequilibrante que hace mejores incluso a sus compañeros.

Argelia se impuso a Corea en un partido bastante entretenido, con tres goles de los argelinos en el primer tiempo y con un cambio táctico con respecto al primer partido que disputaron. Esta vez salieron con defensa de cinco, que en realidad era de tres por el carácter ofensivo de sus laterales. Se vio un equipo con detalles de calidad, sobre todo de Feghouli, y mucha movilidad de sus elementos ofensivos, así como superioridad y acierto en el juego aéreo. La reacción de los coreanos en el segundo tiempo no fue suficiente para remontar, pero al menos dieron otra imagen.

En definitiva, Campeonato del Mundo marcado por las sorpresas, o quizás no tantas, porque tenemos que recordar lo que comentamos en otra ocasión: ninguna selección europea ha ganado un mundial disputado en el continente americano y, al menos por números, parece que los países de este último continente se están imponiendo por abrumadora mayoría.

Habrá que esperar para conocer lo que nos depara la tercera jornada, pero al menos estamos viendo bastantes goles y eso siempre ayuda al espectáculo.