El Blog de Rafa Benítez RSS El Blog de Rafa Benítez

27
Jun 2014
15:39
Sigue la criba europea, por Rafa Benítez

Brasil 2014

Rafa Benítez

Apuramos la fase de grupos y se confirmó la tendencia. Un poco más de lo mismo, algunas sorpresas como añadido y siempre con el mismo punto de partida de la mayoría de las víctimas. Si España e Inglaterra fueron de las primeras en caer eliminadas, Italia, Portugal y Rusia, entre otras han seguido su camino. Seguimos disfrutando de un Mundial dispuesto a deparar muchas sorpresas y seguimos sacándole punta en este punto de encuentro el que de debatimos de fútbol. Pues venga, vamos con nuestro análisis más o menos pormenorizado.

En el Grupo A, Brasil se impuso a Camerún (4-1) para confirmar su primer puesto. México tenía la esperanza de que la diferencia de goles le permitiese ser primera cuando iba venciendo a Croacia (3-1) y si marcaban un gol más o encajaba un gol Brasil, pero los anfitriones no querían dejar escapar su oportunidad y, gracias a un Neymar enrachado, se impusieron con claridad y dejaron la puerta abierta a la esperanza de cara a los próximos compromisos. Nada especial en lo táctico, fases de presión intensa y otras en las que el equipo parecía que no tenía prisa, pero con jugadores que por sí solos pueden ganar un partido. Ésa es su fuerza, unida a la de una afición que se deja sentir en cuanto el equipo hace alguna jugada brillante. Ahora les espera Chile, otra buena ‘piedra de toque’ por la intensidad y convicción que han mostrado en todos sus partidos.

Por su parte, México cumplió con su objetivo y venció a Croacia, que nuevamente empezó bien el partido, para ir perdiendo energía durante el mismo y dar paso a la superioridad de México. El mismo guión en el segundo tiempo, con un buen inicio de Croacia y poco a poco México se imponía e incluso acariciaba la esperanza de conseguir el primer puesto. Terminó segunda y se medirá a Holanda el próximo domingo en un partido que no será fácil para ninguno de los dos equipos, eso parece claro.

España, en el Grupo B, ganaba (3-0) a Australia y nos dejó como lo más destacable el gol de la despedida de David Villa de la selección. Poco a poco, España se fue soltando y dejando detalles de calidad para que Torres y más tarde Mata completasen el marcador. No fue un gran partido, pero se vieron algunas de las cosas a las que nos tenía habituados España, pases de mucha calidad y algunas fases de buen juego, pero supo a poco porque todos esperábamos más de esta selección que sigue teniendo calidad para volver al nivel que ha mostrado en los últimos años.

Holanda superaba a Chile en un partido raro, los chilenos llevaban la iniciativa y Holanda se adaptaba a su rival. Hacía marcajes individuales agresivos para tratar de recuperar el balón y salir en velocidad a la contra. Por la intensidad defensiva de unos y otros, no se veían ocasiones de gol claras. Sin embargo, en el segundo tiempo, Holanda se fue con más frecuencia hacia adelante y sus exteriores, en línea de cinco, ya no eran defensas y empezaban a salir un poco más. Robben se dejó ver y el peligro llegaba a la portería chilena, que encajó dos goles. Perdió el partido, pero nunca le volvió la cara y siempre buscó la victoria. No será un rival fácil para Brasil.

Holanda deslumbró en su primer partido contra España con una defensa de cinco, consiguió ganar los tres partidos, pero se ha mostrado demasiado dependiente del rival y muy dependiente también de Robben. Aunque es cierto que pocos cuestionarán la idea futbolística si se ganan partidos y se ven acciones espectaculares por la velocidad e intensidad que imprimen a su juego.

Entrando el Grupo C, Colombia terminó goleando a Japón, a pesar de que los ‘cafeteros’ ya estaban clasificados. El seleccionador colombiano, el argentino José Pekerman, dio entrada a nuevos jugadores y estos no decepcionaron, realizando un buen partido. Jackson Martínez consiguió dos goles y los ya destacados Cuadrado, éste de penalti, y Jason Rodríguez materializaron los otros dos que les permitieron imponerse a un voluntarioso Japón, con Kagawa como jugador más destacado. Ambos conjuntos jugaron con una línea defensiva de cuatro. Hay que darle la enhorabuena a Colombia, que se clasifica como primera de grupo por méritos propios. Y con un buen equilibrio defensivo y un gran ataque, todo ello reforzado por la motivación y unión de un grupo que ahora creerá aún más en sí mismo.

En el otro partido del grupo, Costa de Marfil partía a priori como favorita ante Grecia, pero los griegos han demostrado en varios torneos que son capaces de explotar al máximo sus cualidades y conseguir resultados. Y precisamente eso fue lo que hicieron en este choque. Se adelantaron en el marcador, pero no parecía que fuesen a aguantar hasta el final y menos incluso cuando llegó el empate de los marfileños por medio del jugador del Swansea Wilfried Bony, pero, lo que es el fútbol, en tiempo de descuento un penalti de los denominados ‘ingenuos’ permitió a Samaras colocar el dos a uno en el marcador y completar otra nueva sorpresa, clasificando de este modo a Grecia para la siguiente fase como segunda de grupo, lo que les enfrentará a Costa Rica y he de decir que, cualquiera que venza esta eliminatoria, llegará a cuartos como una verdadera sorpresa.

Ya en el Grupo D, Inglaterra y Costa Rica no se disputaban nada de cara a la clasificación, pero el equipo inglés, con muchos cambios en el once inicial, no se podía permitir dar una mala imagen para evitar aumentar las críticas ya recibidas.

Costa Rica inició el encuentro con seguridad y algo más ofensiva que en otros duelos, pero perseverando en el mismo error, aunque no pagó por ello, que cometía contra Italia. Línea de cinco adelantada y jugando al fuera de juego cuando el jugador con balón no era presionado. Dejando además mucho espacio entre líneas y, en cuanto recibían allí los jugadores ingleses, tenían la posibilidad de girar y jugar hacia adelante. Algo que no supieron aprovechar estos de cara al resultado.

Se despide Inglaterra del Mundial dejando un mal sabor de boca por no haber conseguido sacar el máximo rendimiento a todo el potencial que tenían. No supieron contrarrestar a Italia desde el punto de vista táctico y no pudieron con Uruguay desde el punto de vista físico, lo mismo que le pasó a otras selecciones europeas, pero eso tampoco es un consuelo.

En el compromiso en el que estas dos selecciones se jugaban el paso a la siguiente fase, Italia y Uruguay decidieron iniciar el encuentro con sendas defensas de cinco. Italia parecía controlar el partido y un empate les bastaba para terminar segundos, pero todo cambió con la expulsión de Marchisio, muy protestada por los italianos, pero que en definitiva les dejaba en inferioridad, aunque todavía con un empate en el marcador. A pesar de la superioridad numérica, los uruguayos no creaban apenas ocasiones de gol, tan sólo un tiro de Luis Suárez que desvió perfectamente Buffon. Por lo demás, mucho centro desde la banda a partir de zonas retrasadas y acumulación de hombres en el área para tratar de aprovecharlos, aunque no tuvieron paciencia ni claridad para crear algo más en ataque. Sin embargo, nuevamente Godín se mostró decisivo en un saque de esquina y ese gol, el uno a cero para Uruguay, obligaba a Italia a atacar. Esos minutos fueron de los mejores de Italia manejando el balón, haciendo paredes y llegando con cierto peligro al área rival. No cambió el marcador y Uruguay se clasificó dejando fuera a otra de las grandes selecciones europeas. Como dato a destacar, todos vimos el incidente entre Chiellini y Luis Suárez, pero seguro que de eso se hablará mucho en los medios y a nosotros nos gusta centrarnos más en el fútbol, siempre que sea posible.

Imagen


En el Grupo E, en el duelo que disputaron Francia y Ecuador, los centroamericanos necesitaban ganar para clasificarse y a medida que avanzaba el partido seguro que sabían que Suiza ya iba venciendo a Honduras, por lo que la obligación de sacar los tres puntos era aún más evidente. Sin embargo, no tuvieron muchas ocasiones, apenas un remate de cabeza de Enner Valencia y poco más. Francia, que había realizado rotaciones con algunos de sus futbolistas, no jugó con la misma velocidad que en los compromisos anteriores. Su teórico 1-4-3-3 no era tal, porque Griezman, que empezaba en la izquierda, siempre se metía hacia adentro para llegar al área por detrás de Benzema.

Para arrancar el segundo tiempo, una clara ocasión de Griezman, llegando precisamente por el centro. Luego, la expulsión de Antonio Valencia cambia definitivamente el partido. Ecuador se defiende y, cuando puede, sale al contraataque. Francia ataca con más continuidad y crea más ocasiones, aunque todas ellas terminan irremediablemente en las manos de su portero, Domínguez, que tuvo una gran actuación. El tercer gol de Suiza en el otro partido deja todo muy cuesta arriba para Ecuador, que a pesar de todo sigue intentándolo hasta el final. Es de justicia darles la enhorabuena por su excelente actitud.

Suiza vencía a Honduras (2-0) al llegar al descanso, con dos goles de Shaqiri, excelente el primero. Con este resultado ya estaba clasificada. El tres a cero final hace que los suizos pasen de ronda como segundos y se encuentren el próximo día 1 con Argentina. El cruce en sí tuvo poco que pasar al capítulo de destacados, ese primer gol antes comentado de Shaqiri, la tranquilidad y la confianza con la que afrontó el partido Suiza y alguna ocasión de Honduras justo al final del mismo. Shaqiri, con esos tres goles, tendrá ahora la motivación añadida de alcanzar en la tabla de goleadores a Messi a partir del próximo día 1.

Imagen
Vamos ahora con el Grupo F. Argentina parte con un 1-4-3-1-2, con dos delanteros y un ‘enganche’, que en este caso es un delantero del altísimo nivel de Messi, con libertad tras los puntas. Es evidente que Alejandro Sabella quiere aprovechar al máximo su calidad en ataque usando a Higuaín y Agüero junto a Messi.

Con todo, a punto estuvo de quitarle a todos el protagonismo un gran Ahmed Musa, que consiguió dos goles, pero los dos que también rubricó Messi y el ultimo que supuso la victoria, de Marcos Rojo, hicieron que todos sigamos hablando de Leo por más tiempo.

La victoria de Bosnia-Herzegovina sobre Irán supuso que Nigeria también se clasificara, evidentemente como segunda de grupo. El inicio del encuentro, con dos goles en pocos minutos, lo mismo que el arranque del segundo periodo y la multitud de ocasiones creadas nos dejaron un choque entretenido, con tantos de muy bella factura y, a pesar de ello, con el portero de Nigeria, Vincent Enyeama, como uno de los destacados de la partida. Si como dice su entrenador, Alejandro Sabella, “vamos cogiendo el ritmo de juego a medida que avanza el Mundial y mejorando la estructura del equipo”, Argentina confirmará lo que se esperaba de ella, será, sin ningún lugar a dudas, uno de los favoritos para alzarse con el título final.

Interesantes duelos también en el Grupo G, con Alemania y EEUU jugándose el primer puesto y Ghana y Portugal tratando de meter la cabeza en octavos si fallaba alguno de los anteriores. Los americanos salieron con un 1-4-2-3-1, con Bradley por detrás de Dempsey, que era su delantero centro, y los alemanes con su habitual 1-4-3-3, con Ozil en la izquierda con su tendencia a ir hacia adentro y dejar espacio para las subidas de Boateng. Línea defensiva relativamente alta por parte de los norteamericanos y laterales bastante altos en cuanto a los alemanes, con bastante posesión de balón además y de inicio. Poco a poco los norteamericanos se ‘estiraban’, pero Alemania seguía controlando el partido. Entra tras el periodo de descanso Klose en el puesto de Podolski, para intentar ser más ofensivos si cabía, y poco a poco van llegando las ocasiones hasta que Müller consigue el uno a cero en el minuto 55.

Otro detalle positivo de Alemania fue la posición de su portero Neuer. A ver, al ser un equipo bastante ofensivo, Neuer está muy adelantado y puede evitar algunos contraataques peligrosos, como ocurrió durante el segundo tiempo de este mismo encuentro.

Un par de ocasiones al final del choque para los norteamericanos, para darle emoción al compromiso, y Alemania venció para corroborar las buenas sensaciones que había mostrado en este Mundial. Es cierto que sin brillar demasiado puntualmente en esta ocasión, pero siempre sólida y con una permanente sensación de seguridad. Mientras, Estados Unidos se clasifica mostrando sobre todo orden, disciplina y trabajo colectivo, aunque deberán ser más precisos en los contraataques si quieren progresar en la competición.

Por su parte Portugal sale con Nani, Eder y Ronaldo en punta, avisando éste ya en los primeros minutos con un golpeo que da en el larguero. Ghana con el peligroso Gyan en vanguardia y una línea de tres futbolistas por detrás que intercambiaban continuamente sus posiciones.

Tras el gol en propia puerta de Boye, el partido tuvo un momento de emoción por el empate de Ghana y la derrota norteamericana en el otro cruce, lo que dejaba abierta la posibilidad de que algún gol cambiase la clasificación final. Pero el tanto marcado por Ronaldo en el minuto 80 pareció dejar resuelto el reparto de pases para la siguiente ronda. Al final, Alemania primera, se enfrentará a Argelia, segunda del Grupo H, y Estados Unidos segunda en el G lo hará contra Bélgica.

Por último, hablamos del Grupo H. Y lo hacemos comenzando por otro partido en el que ambos equipos se jugaban la clasificación, Rusia contra Argelia. Ambas escuadras empiezan con el 1-4-2-3-1, con buen ritmo y buscando la portería contraria, porque ambos sabían que un gol inclinaba la balanza hacia un lado o hacia el otro. Enseguida se adelantó Rusia, con un tanto de cabeza de Kokorin y entonces ya no había dudas: Argelia tenía que atacar, sí o sí, e intentar marcar si quería clasificarse, como consiguió al final mandando a otra selección europea para casa.

El primer tiempo se disputó con mucha velocidad, bastante tensión y un notable nerviosismo por parte de las dos escuadras. Rusia controlaba el duelo y Argelia tuvo pocas ocasiones, quizás la más clara a la salida de un corner, en el minuto 43, y con un cabezazo de Slimani.

En el segundo tiempo, nuevamente Slimani remata de cabeza y esta vez sí consigue marcar, empata el partido y momentáneamente clasifica a Argelia. Rusia aprieta hasta el final, pero no consigue el segundo tanto que le hace falta y queda irremediablemente fuera del Mundial.

Corea del Sur se medía a una Bélgica ya clasificada y con algunos cambios en la alineación inicial. Ambos bloques tuvieron ocasiones y el futbolista más peligroso en el primer tiempo tengo que decir con gran satisfacción que fue Dries Mertens. Para darle un mayor aliciente al partido, en el minuto 44 del primer tiempo se produjo la jugada de la expulsión de Defour, que dejó a su equipo con diez para todo el segundo tiempo y, a la vez, daba algunas esperanzas a Corea del Sur. Fellaini retrasa su posición y Bélgica defiende con un 1-4-4-1. Se anima el choque con ocasiones por ambas partes. Así, a los 59 minutos salen del campo Januzaj y Mertens y entran Chadli y Origi por parte belga, tal vez buscando velocidad arriba y más poderío en medio campo.

A los 77 minutos, Origi tira y Vertonghen marca en el rechace, Bélgica se imponía a pesar de jugar con un hombre menos. Los últimos minutos nos dejaron ver varias ocasiones para ambos equipos y un final muy entretenido, aunque sin cambios en el marcador.

Bélgica pasa como primera de grupo tras ganar los tres partidos y Argelia se clasifica sorprendentemente, dejando fuera a otra favorita como Rusia.

Aquello que tal vez pocos esperaban se ha producido, un Mundial con muchas sorpresas y que afectan a muchos de los llamados ‘grandes’ combinados europeos. España, Inglaterra, Italia, Portugal, Rusia..., están en casa o camino de ella. De momento parece que la superioridad sudamericana sigue vigente en este torneo que se disputa en su continente.