El Blog de Rafa Benítez RSS El Blog de Rafa Benítez

28
Jul 2012
19:24
¿Quo Vadis EPL?, por Rafa Benítez

Articulos en General

Rafa Benítez

Tras ocho años en Inglaterra, veo con satisfacción como poco a poco va cambiando el estilo de juego de muchos de los equipos que conforman su principal liga. A pesar de algunas opiniones en contra, la llegada de técnicos extranjeros ha beneficiado mucho al fútbol ingles. Nadie cuestiona ahora, por ejemplo, el marcaje zonal en los corners realizado por el Manchester City, las rotaciones se consideraban esta temporada necesarias para que los jugadores ingleses pudiesen llegar frescos a la Eurocopa y cada vez escuchamos hablar más de sistemas y vemos como se intenta explicar el buen juego o el mal juego de un equipo basándose en el dibujo inicial y no sólo en las acciones de algunos jugadores.
Un jugador que estuvo a mis órdenes en el Liverpool, que ha pasado por varios equipos de la Premier y que aún sigue en Inglaterra me decía, hablando de un entrenador que tuvo: “entrena muy parecido a como entrenábamos con usted, siempre con balón”.
En fin, parece que lentamente empieza a haber otra visión del fútbol e incluso se habla de copiar el modelo español en las categorías inferiores. La FA ha tratado de reaccionar, no sé si será suficiente porque son muchos años de desventaja, pero al menos se trata de mejorar la estructura del fútbol base. Permítanme apuntar dada mi experiencia como jugador y entrenador en España durante más de 30 años que hay dos cosas básicas para ello: la primera, la formación de los técnicos de base, y la segunda, el sistema de competiciones para jugadores por debajo de los 21 años.
Pero tras analizar los datos de las diferentes ligas que nos aporta la empresa Opta, y en concreto los referentes a la English Premier League, vemos que sistemáticamente el Arsenal de Arsene Wenger ha sido el equipo que siempre ha mantenido un estilo basado en la posesión de balón, aunque ahora cada vez está más extendida esa idea de juego.
A día de hoy resulta cuando menos curioso ver como, tras los éxitos del Barcelona y de la Selección Nacional de España, han surgido imitadores que se atreven a compararse al equipo catalán en muchos aspectos del juego y no se dan cuenta de que el Barcelona es lo que es porque llevan muchos años jugando de la misma manera, con el mismo estilo. Pero sobre todo porque Messi, Xavi, Iniesta, Busquets, Piqué, Dani Alves y los demás lo convierten en un equipo diferente por su particular estilo de juego y por la enorme calidad individual que tienen.
Aun así, esos datos nos muestran cosas a tener en cuenta. Por ejemplo, que en la Premier se han dado más pases en total (351.867) que en La Liga (340.416), lo que ya resulta bastante significativo. Pero lo es aún más si consideramos que en la Premier más de siete equipos han superado la barrera de los 20.000 pases, aunque aún están lejos de la cifra del Barcelona que supera los 29.000 pases en total. Ni el Real Madrid ni el Valencia han llegado a esos 20.000 pases, siendo el primer y el tercer clasificados en la liga española, lo que nos indica que el resto de los clubes que juegan esa competición sí dan más pases en su conjunto que la gran mayoría de los conjuntos de la Premier.
Cuando se habla de estilo, de tener el balón, de posesión…, tenemos que analizar dónde se tiene el balón. Algunos de los equipos de la Premier con mucha posesión juegan mucho en su propio campo y también con su portero, lo que no estaría mal como recurso. Pero el problema es que además tienen porcentajes de acierto en el pase en campo contrario inferiores al 80%, muy lejos del 87% que tiene el Barcelona por ejemplo.
Esto me recuerda lo que ocurría en España hace unos 15 años con el famoso ‘tiqui-taca’.

El ‘tiqui-taca’

El origen de este término, curiosamente, es negativo. Como decía, hace unos años en la liga española se dividió la opinión pública entre los que defendían este tipo de juego de pases, generalmente cortos, y los que defendían el juego más en largo, más directo y más práctico como se decía.
Entrenadores como Maguregui o Javier Clemente criticaban ese tipo de estilo (el tiqui taca) porque, digámoslo en su favor, en aquella época se tocaba mucho el balón pero no se avanzaba ni se creaban muchas ocasiones de gol. Se trataba sobre todo de tener el balón para ‘esperar’ el momento adecuado, un hueco en la defensa, y entonces profundizar. Se denominó en algunos casos ‘el juego del limpiaparabrisas’ porque el balón iba de uno a otro lado, como el movimiento de un limpiaparabrisas, sin llegar a la portería contraria. Un famoso entrenador defensor del ‘estilo’ por encima del resultado y defensor de ese tipo de juego cayó en la trampa de un periodista que le preguntó si prefería ganar jugando mal o perder jugando bien, a lo que el entrenador respondió que prefería perder jugando bien. A los pocos días tuvo que salir a rectificar sus propias palabras, pero el debate ya estaba servido.
El Barcelona, desde que se juntaron Messi, Xavi, Busquets, Iniesta y compañía, le dio lustre al famoso ‘tiqui-taca’ y con la llegada de Luis Aragonés a la selección ese grupo de jugadores y ese estilo de juego empezó a brillar y a deslumbrar al mundo. Del Bosque y Guardiola consiguieron aún más triunfos con esa forma de jugar y, sobre todo, con ese grupo de jugadores. Y ahora todos quieren imitar ese estilo porque esta de moda, es bonito y encima gana títulos. Lástima que sólo haya, por ejemplo, un Xavi Hernández.

Imagen

¿Hacia dónde va la Premier? Esa es la pregunta que yo me hago. Los datos que nos aporta Opta nos dicen que la Premier va subiendo el número total de pases cada temporada, pasando de más de 320.000, 330.000 y 350.000 respectivamente cada una de las tres últimas temporadas. El número de goles totales también sube ligeramente por encima de los 1.050 cada año, aunque esta última temporada ha bajado el número total de tiros a puerta. Pero lo que puede ser preocupante es esa idea de que ‘somos como el Barcelona’ y cometer los errores que se cometieron en España. Los porcentajes de pases en campo contrario han bajado de un 65 % en la temporada 09/10 a un 61% en la que acaba de finalizar. Copiar un estilo y un sistema no significa garantía de éxito, hay mucho camino por recorrer todavía. A todos nos gusta el fútbol que practica el Barcelona, pero lo puede hacer gracias a que tienen mucha calidad y muchos años de trabajo detrás. Recuerden, hay muchas formas de jugar bien y ganar.