El Blog de Rafa Benítez RSS El Blog de Rafa Benítez

24
Oct 2012
10:12
Más vale tarde que nunca, por Rafa Benítez

Articulos en General

Rafa Benítez

Tarde-noche de sustos para más de un ‘grande’ la de ayer, la que significó el arranque de la tercera jornada de la Fase de Grupos de la presente edición de la Europa Champions League (ECL) aunque en la mayoría de los casos se supo reaccionar y la mayor parte de las ‘sorpresas’, no todas, quedaron neutralizadas. La reacciones de FC Barcelona, Manchester United y, en menor medida, Juventus y Galatasaray sirvieron para enmendar la plana de unos partidos que comenzaron muy cuesta arriba para ellos. Y en ello anduvo el Chelsea, que finalmente no lo consiguió y protagonizó la campanada de la sesión. Contundente el Valencia ganando por fin a domicilio y triunfos mínimos de Spartak y Bayern. Otro detalle, la de ayer fue también la jornada de los goles en propia puerta. Interesante amalgama de marcadores de los que vamos a analizar algunos a continuación.

Shakhtar, 2-Chelsea, 1.


Derrota del cuadro londinense que, como decíamos antes, no pudo neutralizar la ventaja del cuadro local y protagonizó la sorpresa del día en un partido que inician los dos equipos con sendos 1-4-2-3-1 y en ambos casos con la idea de jugar el balón. Pero no da tiempo para hacer muchos análisis porque enseguida se adelanta el Shakhtar, al marcar Alex Teixeira tras un saque de banda que no es capaz de despejar la defensa inglesa y en un rechace le queda el balón al jugador brasileño que de fuerte tiro consigue el 1-0, y cambia el decorado.
Los ucranianos están ordenados en defensa, con un buen trabajo de los medios centros y ayudas de sus jugadores más ofensivos. Defienden atrás si cuentan con tiempo para replegarse y lo mejor que tienen es que tanto en ataque, cuando tienen el balón, como en la transición defensa-ataque son buenos. Salen con velocidad, con buenos movimientos y precisión y, como se vio en el segundo gol, sorprenden al rival. Como la mayoría de los equipos, cuando pierden el balón y les cogen descolocados es cuando realmente sufren y tienen problemas.

Imagen
Imagen creada con 'Globall Coach'.

El Chelsea, por su parte, salió de inicio con Lampard junto a Mikel en medio campo y su lesión, a los 15 minutos, supuso un cambio total en la forma de jugar. Lampard venia a recibir más atrás y, sin embargo, Ramires, jugando por el centro, se incorpora más al ataque, pero se pierde algo de manejo que se tiene que compensar con el juego entre líneas de Hazard, que entró por Lampard, más Óscar y Mata entre líneas.

Los puntos fuertes del Chelsea, la movilidad, el intercambio de posiciones, su juego entre líneas y la conexión entre esos jugadores dinámicos y de calidad (Hazard, Mata y Óscar), han sido su mejor solución en ataque en los últimos partidos, pero ayer el Shakhtar tenía la lección bien aprendida y era por el centro por donde se hizo realmente fuerte, dificultando las llegadas por esa zona del equipo inglés. El potencial ofensivo del Shakhtar, con sus cuatro jugadores de ataque más las llegadas de los laterales, especialmente Srna, hacía que los laterales del Chelsea pensasen más en defender que en atacar y al equipo le faltaba amplitud.
Cuantos más balones perdía en ataque el equipo de Londres, más peligro llevaban los contraataques ucranianos y sólo al final, cuando ya no había nada que perder, la subida de Ivanovic permitió al Chelsea conseguir su gol y mantener la esperanza de un empate que definitivamente no llegó.

Antes del partido se habló mucho de Willian, un buen jugador que desde la izquierda se mete hacia dentro para aprovechar su cambio de ritmo y su disparo con la pierna derecha, lo que permite al lateral de su banda, Rat, darle amplitud al campo con sus apoyos y le crea un gran problema a los defensores de ese lado. Sin embargo, me gustaría destacar a Henrikh Mkhitaryan (22), que se mueve con inteligencia entre líneas y combina muy bien tanto con Willian como con Alex Teixeira y Luiz Adriano. Creo que ha sido un jugador fundamental en la victoria de su equipo.
En definitiva, podríamos decir que el Chelsea se enfrentó a un buen equipo, con capacidad de sacrificio en defensa y bastante calidad en ataque y que fue superior en el cómputo global del compromiso.

Bate Borisov, 0-Valencia, 3.

Encuentro de poder a poder en Minsk en el que ninguno de los dos equipos estaba dispuesto a perder la batalla en el centro del campo. El Bate Borisov, amparado en su 1-4-3-2-1 desde el comienzo, replegado de forma intensiva e intentando recuperar para salir rápidamente al contraataque, generalmente por el centro de la defensa del Valencia, frente al 1-4-2-3-1 del conjunto ‘ché’, más adelantado, llevando la iniciativa con más amplitud que profundidad, debido en parte a una buena intensidad defensiva de su rival.
El Bate, en ataque, evolucionó casi siempre centrado en su velocidad arriba y en las continuas llegadas por el centro de Pavlov y Hleb, permanentemente tras una recuperación y con espacio, incorporando poco a los jugadores de banda y jugando de forma directa. El Valencia, tapando muy bien la salida de balón de su oponente y con mucha movilidad buscando rápido a Tino Costa para que enlazase con Feghouli, Guardado y, como no, con el gran goleador de la noche: Roberto Soldado. La acumulación de jugadores en el centro del campo del Bate obligó al conjunto de Mauricio Pellegrino a tener que cerrar más de lo habitual a Feghouli y Guardado por lo que tras la recuperación del balón le ha costado aprovechar las bandas posiblemente por este hecho y también por la poca incorporación de los laterales. Eso sí, defensivamente ha podido mantener el equilibrio en la zona central del campo, algo que el cuadro local ha acusado notablemente.
Imagen
Imagen creada con 'Globall Coach'.

En el segundo tiempo, el Bate ha dado un paso al frente intentando tener más la posesión del balón, pero asumiendo mucho más riesgo. Algo que ha sabido aprovechar muy bien el Valencia saliendo rápido al contraataque, marcando el segundo gol y teniendo las ocasiones más claras del choque. A partir del segundo tanto, el Valencia volvió a llevar la iniciativa del juego y el Bate dejó bastantes espacios al quedarse algunos jugadores más descolgados por el ímpetu de buscar la portería rival. Tras la entrada de Mozolevski por Pavlov, el Bate jugó con dos delanteros, pero aun así no consiguió crear ocasiones de verdadero peligro al Valencia.

Spartak, 2-Benfica, 1.

Triunfo por la mínima del equipo de Unai Emery en un duelo competido y con alternativas tanto en el marcador como en el juego. El Spartak (1-4-2-3-1) comenzó el primer tercio del partido imprimiendo intensidad, velocidad y ritmo a su juego insistiendo en los primeros minutos en sus salidas rápidas, en las incorporaciones y en la ocupación de espacios de los hombres de segunda línea con muy buena rentabilidad. Y es que estos movimientos propiciaron el primer gol del Spartak en el minuto tres. Fue tras una notable recuperación en la zona central que derivó en un pase interior de Jurado sobre la incorporación de Rafael Carioca.

En este periodo, el Benfica se mostraba bastante dubitativo sobre todo en sus movimientos de repliegue y reducción de espacios hacia dentro. Y en defensa no conseguían mantener un buen equilibrio a nivel colectivo. El Spartak, por su parte, iniciaba de forma aceptable su salida del balón con sus dos medios centros, Källström y Rafael Carioca, e insistían más y mejor en ataque sobre el costado izquierdo, con buenos desbordes y acciones individuales de uno contra uno del joven Jano Ananidze (49). Mientras, Jurado se posicionaba en la media punta y aparecía por ambos lados del ataque y especialmente por el lado izquierdo aprovechando que Maxi Pereira se cerraba mucho para ayudar a los centrales. De regreso al Benfica, el bloque luso dio sensación de peligro sobre todo en acciones de estrategia, saques de banda en largo con posterior recuperación del balón en las segundas jugadas y acciones individuales. Así llegaría el gol de Lima (m. 33) tras un centro lateral desde la banda derecha de Salvio.

En el segundo tiempo, y tras las incorporaciones de Cardozo y Gaitán (m. 64) en el capítulo de sustituciones, el Benfica ganó en intensidad y en capacidad ofensiva. También tuvo más desborde por las bandas, especialmente por la izquierda con la aportación de Gaitán, y jugó más en el campo del rival. Al margen de lo anterior, dio más y mejor amplitud al terreno de juego, a veces incluso con muy buenas incorporaciones de los laterales Pereira y Melgarejo, y generó más peligro en los últimos metros. A destacar, la ocasión de Salvio (m. 68) tras un mano a mano con el portero rival. El Spartak se replegaba y ordenaba en su propio campo y lograba crear superioridad numérica por el centro. Sólo mostraba dudas y algún desajuste en acciones de basculaciones laterales. La escuadra rusa, aunque no tuvo el control total del partido, mostró buena disciplina táctica y supo aguantar el 2-1 que reflejó al final el marcador y que llegó con un tanto en propia puerta del cuadro lisboeta..

Barça, 2-Celtic, 1.

El Barcelona, con el canterano Bartra formando pareja con Mascherano en el centro de la defensa, recibía a un Celtic con las ideas muy claras, formando con un sistema 1-4-4-1-1 y defendiendo muy atrás. El dominio territorial y de la posesión lo acaparó el equipo local de principio a fin, aunque dependía de Jordi Alba para darle la velocidad y la profundidad necesarias para sorprender a la defensa escocesa. Sin embargo, sería el Celtic el que se adelantase en el marcador aprovechando una acción a balón parado en la que Mascherano introduce la pelota desafortunadamente en su propia portería. El cuadro azulgrana hacía gala de su paciencia jugando muy cerca del área rival hasta que en una de las insistentes combinaciones por el centro Messi, Xavi e Iniesta se encuentran y es el albaceteño el que establece el empate en el último minuto de la primera parte.

No cambió el guión tras el descanso, con un Celtic plantando dos líneas de cuatro por detrás del balón y creando algo de peligro sólo en acciones a balón parado o en contraataques aislados, buscando la velocidad de Forrest y Commons. El Barcelona, por su parte, insistía en intentar entrar por el centro y encontraba su mejor recurso en los pases por encima de la defensa, con ocasiones clarísimas para Messi y Alexis a las que Foster respondió de forma espectacular. Cuando parecía que el reparto de puntos iba a ser definitivo, y tras un aviso de Villa con un disparo al palo con el tiempo casi cumplido, uno de los pocos centros al área de Adriano lo remata Jordi Alba en el segundo palo estableciendo el 2-1 que significaba la victoria local en el límite del tiempo extra determinado por el árbitro y dejando en Barcelona los tres puntos.

Y ahora todo queda pendiente del cierre de la jornada hoy miércoles con otros ocho partidos entre los que aparecen algunos muy interesantes, que comentaremos también mañana en este mismo sitio. Quedáis invitados.

Para conocer todos los resultados y clasificaciones de la Champions League, haga click sobre la siguiente imagen:
Imagen