El Blog de Rafa Benítez RSS El Blog de Rafa Benítez

30
Abr 2012
11:42
El Lille amenaza al PSG, por Rafa Benítez

Articulos en General

Rafa Benítez

Tuvimos la oportunidad de asistir ayer domingo a un más que interesante choque que podría resultar decisivo para la resolución del campeonato francés. El Lille OSC, tercero en la tabla de clasificación, recibía en su estadio al París Saint Germain CF, segundo y a cinco puntos del líder Montpellier Hérault SC después de que éste hubiese ganado en la jornada adelantada al viernes su duelo en la cancha del Tolulouse FC (0-1). Una victoria del Lille, conjunto que dirige Rudi García, lo colocaría a un sólo punto del PSG y, además, con posibilidades de alcanzar la segunda plaza a nada que siga su progresión en las cuatro fechas que restan.


El partido, como se aprecia en la primera imagen, enfrentaba a un bloque, el Lille, que basa su juego sobre todo en el equilibrio entre el ataque y la defensa, con la notable amplitud que le dan los movimientos de sus exteriores y laterales y siempre a la espera de la jugada de inspiración de su futbolista más importante, más decisivo. Hazard es capaz por sí sólo de resolver un partido y eso exactamente fue lo que sucedió de nuevo en la jornada de ayer.

Por su parte, el PSG de Carlo Acelotti, se presentó muy ordenado atrás, con una defensa de cuatro, Motta por delante como fijo y luego mucha libertad en acciones ofensivas para sus hombres de vanguardia. Su sistema 1-4-3-2-1, es denominado aquí en Francia como 'el árbol de Navidad', por la figura que forman al distribuirse sobre el terreno de juego los integrantes de su equipo. Su juego se basa sobre todo en la enorme calidad de los jugadores de ataque, ya que cualquiera de ellos puede marcar la diferencia en un momento dado.

El juego

Durante el desarrollo de la primera mitad del encuentro de ayer nos encontramos un pulso en el que el conjunto local, el Lille, atacaba y creaba alguna ocasión de peligro, pero era el PSG el que parecía estar siempre mucho más cerca del gol, por los espacios que encontraba cuando sus futbolistas salían al contrataque y también por la enorme velocidad de Gameiro unida a la calidad de compañeros como Pastore o Nene cuando recibian el balon.

A estas alturas Hazard estaba un poco retrasado y no influía tanto como se podía pensar dado su potencial en el ataque del Lille. Por lo que, como decía antes, los de Rudi García creaban peligro básicamente por medio de Payet o de De Melo, pero no daban la sensación de control o seguridad que hiciese pensar que en cualquier jugada podía llegar el primer tanto del encuentro.
Imagen
Sin embargo, el PSG, con esa experimentada línea de cuatro atrás, más Motta por delante y el destacable trabajo de Matuidi más Sissoko por delante, hacía que el cuadro parisino defendiese bien y, a su vez, la calidad comentada de los tres jugadores más ofensivos hacía pensar que sería el equipo de la capital francesa el que pudiese abrir el marcador.

Desde el punto de vista del desarrollo del juego, el Lille basaba el mismo en realizar continuos cambios de orientación, cortos y/o largos, para buscar permanentemente el desequilibrio por las bandas y algun pase interior o centro medido hacia su hombre más avanzado, De Melo, para que mostrase su buen juego aéreo.

El PSG, por su parte, buscaba la referencia de Motta cuando tenían el balón y éste, a su vez, trataba de enlazar con Nene o Pastore entre lineas o con Gameiro a la espalda de la defensa.

La siguiente imagen nos muestra con claridad las armas que trataban de utilizar ambos equipos.

Segunda parte

En la segunda parte vimos un encuentro totalmente distinto. Y es que el gol de Pastore, que ponía por delante al equipo visitante, obligaba a Rudi García a hacer cambios más ofensivos para intentar neutralizar esa diferencia en el marcador. Así lo hizo y creo que, además, con mucho acierto dándole la vuelta al partido y al marcador. La entrada de Joe Cole primero y tambien la de Roux poco después le dieron al bloque local mucha más profundidad y, sobre todo, más mordiente en ataque.

Y vamos a conjugar los dos aspectos enseguida. Un pase en profundidad al mismo Roux terminó siendo la jugada clave del partido al ser derribado dentro del área, justo cuando entraba en ella. Esa acción supuso primero la expulsion del defensor Sakho, que habia entrado por Bisevac y fue quien derribó el fútbolista local, y a continuación el consiguiente lanzamiento de la pena máxima. El resto vino como añadido. Hazard transformó con mucha tranquilidad el penalti y colocó el empate (1-1) en el marcador.

A partir de ahí, siguió atacando el Lille, favorecido sobre todo por su superioridad numérica, y algunos minutos después, llegó el pase de 'rabona' de Hazard que terminó en la jugada del segundo gol que les daba la victoria en el partido y los consiguientes tres puntos a los de Rudi García.
Imagen
Resultado que puede resultar absolutamente trascendental para este tramo final y definitivo del campeonato liguero en Francia, porque, aparte de alejar al Montpellier, que cabalga sólo en lo más alto de la clasifiación, deja al Lille a un sólo punto del PSG. Así las cosas, el escenario deja a ambos disputándose la segunda plaza y a los parisinos a cinco puntos del liderato, ya sin ningún margen de error de cara a la lucha para la consecución del título. Interesantísima esta Ligue 1 durante toda la competición y mucho más en esta recta final, apenas cuatro partidos para el epílogo, que aborda ahora.