El Blog de Rafa Benítez RSS El Blog de Rafa Benítez

25
Jun 2012
09:16
Italia pasa de penalti, por Rafa Benítez

Eurocopa 2012

Rafa Benítez

Italia necesitó de la tanda de lanzamientos desde el punto de penalti para dirimir su compromiso de cuartos de final de la EUROCOPA 2012 ante Inglaterra. Y es que, tanto durante el tiempo reglamentario como en el suplemento que significó la prórroga, ninguno de los dos contendientes fue capaz de hacer un sólo gol válido, los anulados por fuera de juego no cuentan. Por eso, el rival de Alemania en la semifinal va a ser la escuadra italiana, porque estuvo más acertada en los lanzamientos desde los once metros.

Dio la impresión de que los de Prandelli estuvieron siempre más cerca de ganar el duelo. Incluso en los primeros 90 minutos se les vio con más decisión y más convicción a la hora de buscar la portería contraria. Pero hemos dicho en este mismo foro más de una vez que el fútbol tiene muchos caminos e Inglaterra apeló a su defensa para tratar de mantener su meta a cero.

Imagen

El choque comenzó con más presencia en las áreas de lo que cabía esperar inicialmente vistos los precedentes, con un tiro de De Rossi a los tres minutos al palo y la ocasión se Johnson sólo dos minutos después que tuvo de parar empleándose a fondo Buffon. Italia salió con el dibujo del encuentro precedente, el 1-4-3-1-2, e Inglaterra con su habitual 1-4-4-2. Con ese cruce de sistemas estaba claro que los laterales de ambos equipos iban a resultar muy importantes en la fase de ataque de cada uno de ellos. Balzaretti y Abate subieron por sus respectivas bandas de inicio a fin, hasta Maggio hizo lo propio cuando suplió al segundo, y en la parte inglesa tanto Johnson como Cole eran los que se podían incorporar, aunque la realidad es que lo hicieron con menos frecuencia que los italianos. La ligera presión de los delanteros ingleses sobre Andrea Pirlo, en el inicio del juego ‘azzurro’, la contrarrestaban estos con De Rossi bajando a apoyar a un lado donde recibía sin excesiva presión.

Al margen de los sistemas, los italianos mostraron con claridad su plan de juego desde la partida. Buscar con golpeos largos a sus puntas a la espalda de la defensa, abrir el juego hacia las bandas en cuanto tenían la más mínima ocasión y tirar incluso desde fuera si no encontraban el hueco entre la poblada defensa inglesa. La posesión andaba en cifras en torno al 60-40 % favorable a los de azul y lo más significativo fue el número de pases, 720 por parte de Italia por 309 de Inglaterra cuando se disputaba ya el segundo acto de la prórroga.

El bagaje ofensivo de los de Hodgson en la primera parte, y al margen de la ocasión comentada con anterioridad, se limitaba a un tiro aprovechando un rechace en el minuto 13, algún centro de Johnson sin gran peligro y alguna combinación entre Welbeck y Rooney, hacia el minuto 32, con idéntico resultado de cara al marcador. Sus rivales jugaban bastante bien entre líneas, sobre todo por la superioridad numérica que tenían por dentro, y, cuando Inglaterra se cerraba mucho, abrían a sus laterales que profundizaban preferentemente por la izquierda en esta primera mitad. Uno de esos balones largos a la espalda pudo haber deshecho la igualada si Balotelli hubiese estado más acertado. En definitiva, primer tiempo de dominio italiano aunque sin ninguna efectividad.

Sigue el cero a cero


Comienza la segunda parte con más determinación también Italia, que se basa en el mismo plan de juego: tirar desde fuera en cuanto tenían ocasión. Inglaterra nota la presión y enseguida vienen los cambios. Entran Carroll y Walcott por Welbeck y Milner (m. 60). Hodgson estaba claro que apostaba por el juego directo y la segunda jugada, más la velocidad al contragolpe del propio Theo, como métodos para intentar sorprender a su enemigo en el campo.

Si los ingleses jugaban a ras de suelo, Rooney venía a recibir entre líneas y si jugaban por arriba sobre Carroll, tanto él como los jugadores de banda corrían para encontrar esa segunda jugada que pudiera hacer daño. Todo esto no dio los resultados esperados y a partir de ahí el combinado inglés confió su suerte a las acciones a balón parado.

Italia, por su parte, da entrada a Diamanti, Nocerino y, más tarde, Maggio para seguir teniendo el balón y, al tiempo, frescura de cara a aguantar el ritmo hasta el final. Hacia el minuto 80 de partido se habían contabilizado 6 tiros de Inglaterra por 23 de Italia. Los ingleses defendían todos muy cerca de su área, pero el fútbol es caprichoso y en el minuto 92 un balón perdido por Pirlo está a punto de darle a Rooney el primer gol de la noche. No lo consigue y termina el tiempo reglamentario con igualada a cero.

Prórroga y penaltis

Inglaterra continúa defendiendo con sus dos líneas de cuatro muy cerca del área y Hodgson da entrada a Henderson para dar frescura a su mediocampo. Se acentúan las estrategias de ambos equipos, con golpeos largos hacia Carroll y segundas jugadas, por parte de los ingleses, y tiros más o menos forzados, por parte de los italianos. Tras el descanso de la prórroga, Maggio se muestra más activo entrando por su banda y llegando cerca de la línea de fondo para sacar continuos centros. Con todo, el marcador no se movería y ambos equipos, justos de fuerzas, se vieron avocados a la tanda de penaltis. Que estuvo emocionante, porque falló primero Montolivo para los de Prandelli y luego Ashley Young para equilibrar fuerzas. Como erró su lanzamiento posteriormente Ashley Cole, todo quedaba pendiente de si marcaba o no Diamanti. Lo hizo y le dio el billete a la semifinal a su equipo para desesperación de la escuadra inglesa. Ya tenemos semifinalistas, ojo al concurso de nuestra web. Son, por orden cronológico, Portugal, Alemania, España y ahora Italia.