El Blog de Rafa Benítez RSS El Blog de Rafa Benítez

25
Oct 2012
12:02
Huérfanos de empates, por Rafa Benítez

Articulos en General

Rafa Benítez

Aunque en la del martes tuvimos un par de ejemplos, en la jornada de ayer de la Champions League quedó claro lo mucho que se juegan los equipos y lo poco dispuestos que parecen a repartirse los premios. Ni un solo empate en ocho compromisos por todo lo alto y, lo que tampoco está mal de cara al espectáculo, una media realizadora que se acerca a los tres goles por partido. Fueron veintiuna dianas en total a repartir entre un buen ramillete de delanteros con mucha pólvora. Como es norma, la tarde-noche del miércoles volvió a dar mucho de sí y nos disponemos a analizar algunos de los duelos que se vivieron con intensidad. Vamos a ellos.

Arsenal, 0-Schalke 04, 2.


Victoria a domicilio del Schalke en el ‘Emirates’ en un encuentro en el que ambos equipos comenzaron con bastantes precauciones y respondiendo a lo esperado. El Arsenal tuvo la posesión del balón y el Schalke 04 esperaba replegado. Cazorla se movía bien entre líneas y Neustädter estaba siempre pendiente de sus movimientos.

Imagen
Imagen creada con 'Globall Coach'.

Los dos bloques parten de inicio con el mismo sistema, 1-4-2-3-1, y con jugadores de similar estilo en la segunda línea, gente con mentalidad ofensiva y buenos movimientos entre líneas por parte de Cazorla, como comentamos anteriormente, para el Arsenal y Holtby para el Schalke.

El duelo tiene poco ritmo, la circulación del balón por parte del Arsenal no es lo suficientemente rápida como para sorprender al equipo alemán que, poco a poco, va cogiendo confianza y empieza a salir al contraataque. Los dos equipos se contrarrestan mutuamente y apenas hay ocasiones de gol. Arsene Wenger, cumpliendo su sanción, observa el partido desde la grada sin poder cambiar el panorama.

En la segunda mitad, las cosas se complican aún más para el conjunto local. Jones ha sustituido en el medio campo al amonestado Höges y su energía va contagiando a sus compañeros que aumentan la intensidad defensiva. El partido tiene más ritmo, pero también más imprecisiones y eso facilita la recuperación del balón por parte de ambos conjuntos, al tiempo que propicia más contraataques en los que Afellay y Farfán se muestran más peligrosos que los atacantes del Arsenal.
El banquillo local reacciona y sitúa a Cazorla en la banda izquierda y a Podolski como delantero por unos minutos, aunque sin grandes resultados. Esto lo volvieron a hacer en los minutos finales tras realizar un par de sustituciones, pero también sin resultado. A medida que avanza el partido, se aprecia más ansiedad en los jugadores del Arsenal y más imprecisiones, y sin embargo más confianza y mejores salidas a la contra, por parte del Schalke. Y eso sólo podía terminar como concluyó, con el 0-1, obra de Huntelaar tras ganar sus compañeros dos disputas de cabeza seguidas, y posteriormente con el 0-2, obra de Afellay tras culminar un excelente contraataque iniciado por Jones y bien llevado por Farfán.

En definitiva, victoria justa y merecida de un Schalke 04 que fue de menos a más durante el partido.

Málaga, 1-Milán, 0.


Histórico triunfo de un intocable conjunto malagueño que sigue añadiendo barniz a su estreno en la Champions League. Anoche fue el mismísimo AC Milán quien probó el acero blanquiazul para deleite de una afición entregada.

El Málaga (1-4-4-2) abrió el compromiso imprimiendo una buena intensidad y un excelente ritmo al encuentro, iniciando sus movimientos de presión adelantada sobre el propio campo del rival e intentando combatir al Milán con constantes movimientos amparados en las rotaciones de los hombres de la segunda línea y con permanentes cambios de posiciones (Isco y Portillo). Al margen de lo anterior habría que añadir unos buenos movimientos entre líneas, y la superioridad numérica que creaba en las bandas Joaquín. Enfrente, el Milán se defendía con una defensa de cinco, cuatro hombres en la segunda línea y uno como solitario referente arriba. Eso sí, siempre de manera organizada y con un aceptable equilibrio. En estos primeros minutos, el bloque local no logró hacerse con el control del partido, aunque es cierto que poco a poco fue mejorando en este y otros aspectos, manteniendo una mayor posesión del balón y dando sensación de peligro en los últimos metros. Especialmente con los movimientos entre líneas de fuera hacia dentro de los citados Isco y Portillo junto a la movilidad constante de Joaquín, que en la mayoría de ocasiones generaba un dos contra uno en las bandas. Estos movimientos creaban desajustes en la defensa del Milán y a ellos se sumaban las incorporaciones bien elegidas de ambos laterales, especialmente de Jesús Gámez. Fruto de ello llegó el penalti a favor de los locales (m. 44). Una pena máxima que, por cierto, falló Joaquín en su lanzamiento, enviando el balón al larguero.

En el segundo periodo, el cuadro italiano se aplicó en repliegues intensivos sobre su propio campo y buscó la superioridad numérica detrás del balón, mostrando como única opción y recurso sus salidas a la contra, aunque con poco éxito. El Málaga, en cambio, se hizo con una mayor posesión del balón, insistió en sus buenos movimientos entre líneas y estos, de nuevo, provocaron que el Milán tuviese desajustes defensivos. Especialmente cuando los centrales tenían que salir de su zona. Así llegó el gol del Málaga (m. 64), tras un buen pase interior de Iturra sobre Joaquín con notable finalización de éste. El conjunto italiano movió el banquillo y, tras el cambio de Bojan por Acerbi, cambió el sistema inicial y pasó a un 1-4-4-2. Al tiempo, insistió con los golpeos largos a la espalda de los centrales y generó su mejor ocasión en una acción individual de El Shaarawy (m. 85) con una muy buena respuesta del guardameta Caballero.

Borussia Dortmund, 2 – Real Madrid, 1.

Choque muy igualado de inicio con dos escuadras prácticamente calcando su sistema de juego, el 1-4-2-3-1, y en el que han predominado los errores no forzados y las continuas pérdidas de balón por parte de ambos equipos, especialmente en el centro del campo y en ocasiones en zonas de mucho peligro. Ambos bloques han intentado salir al contraataque tras la recuperación pero con poca precisión y, como queda dicho, perdiendo el cuero demasiado rápido en la mayoría de las ocasiones. En parte, gracias a la buena intensidad y el orden en el repliegue por parte de unos y otros.
Imagen
Imagen creada con 'Globall Coach'.

El duelo se ha desarrollado con distintas fases de control del juego y hay que destacar que el Real Madrid, que tuvo que realizar el cambio de Khedira por Modric (m. 18), empezó teniendo algo más de posesión de balón con alternancias con más dominio por parte del Dortmund. El primer gol vino como consecuencia de un error de la defensa madridista en la salida del balón que Lewandowski supo aprovechar batiendo a Casillas. Aunque al poco tiempo el Real Madrid le devolvió la moneda en una contra en la que Cristiano Ronaldo encontró bien el espacio a la espalda de Piszczek. El Real Madrid abrió mucho a los laterales en la salida del esférico y buscó permanentemente a Di María, Özil y Cristiano, con menor participación de lo normal de Xabi Alonso y Modric, ello en parte como consecuencia del buen marcaje de Reus, Götze y Grosskreutz sobre estos. El Dortmund, por su parte, basó su juego en las salidas rápidas, incorporando siempre los tres jugadores de ‘enganche’ más Lewandowski con peligro pero sin generar claras ocasiones.

En el segundo tiempo nos encontramos un guión parecido al del primero, con ambos equipos intentando aprovechar al contraataque los frecuentes errores que se producían. A medida que el encuentro iba avanzando, los dos equipos intentaron jugar más rápido, pero también con mayor precipitación, buscando con mayor frecuencia a los jugadores más adelantados y, en consecuencia, perdiendo más el balón. Tras el segundo gol, el Real Madrid llevó más la iniciativa, jugando un poco más adelantado, buscando más las bandas, mientras que el Dortmund intentaba recuperar para salir a la contra y presionaba mucho sobre el centro del campo del rival, algo que impedía al equipo blanco estar cómodo en la fase de construcción del juego.

Ajax, 3-Manchester City, 1.

Contundente triunfo del cuadro holandés ante el vigente campeón de la Premier en un cruce en el que, además, tuvo que remontar el tanto inicial de los visitantes. El Ajax recibía con su planteamiento ofensivo habitual, basado en un 1-4-3-3, a un Manchester City que ofreció diversas alternativas tácticas a lo largo del partido. El equipo local empezó llevando la iniciativa mediante un juego combinativo que fue desacelerándose a medida que transcurrían los minutos y que el City iba encontrando su posición defensiva. En su primer acercamiento al área rival (m. 22), Nasri inaugura el marcador culminando una buena combinación entre Richards y Milner y aprovechando un hueco en la defensa holandesa. A partir de ahí, tanto Agüero como el propio Nasri tuvieron mayor protagonismo ofensivo, aprovechando los espacios libres por detrás de los laterales de Ajax. Éstos se mostraron muy profundos durante todo el choque, especialmente Van Rhijn por la banda derecha, abasteciendo de balones a los atacantes y a los hombres de segunda línea. En el minuto 45, y precisamente en un centro de Van Rhijn desde la banda derecha, llega el tanto del empate gracias a un buen remate de De Jong, quien también había iniciado la jugada.

Tras el descanso, el City pareció salir decidido a por el partido: defensa adelantada, presión en campo contrario y mayor dominio de la posesión. Sin embargo, el que se adelantó fue el equipo local en un córner sacado por Eriksen que Moisander cabeceó a la red. El gol aturdió un poco a los ingleses que intentaron reaccionar, pero se encontraron con un nuevo golpe en forma del 3-1, en un disparo de Eriksen, que toca en Clichy y éste desvía lo suficiente como para despistar a Hart. Con esa ventaja en el marcador, el Ajax dejó hacer al equipo rival, que contó con alguna ocasión clara en las botas de Dzeko y Nasri obligando a Vermeer a emplearse a fondo y que, a pesar de acabar con cuatro delanteros en el campo, no consiguió modificar el marcador.

Y hasta aquí nuestro pequeño análisis de hoy, aunque está cerca el siguiente. En apenas quince días tendremos de nuevo lo mejor del fútbol continental disputando otra jornada de esta nueva edición de la Europa Champions League (ECL). Nos leemos en dos semanas.

Para conocer todos los resultados y clasificaciones de la Champions League, haga click sobre la siguiente imagen:
Imagen