El Blog de Rafa Benítez RSS El Blog de Rafa Benítez

24
Jun 2012
01:22
España rompe su maleficio, por Rafa Benítez

Eurocopa 2012

Rafa Benítez

Dos goles certificados por Xabi Alonso en el día de su centenario como internacional absoluto, uno merced a un genial y medido pase de Jordi Alba y el otro al transformar un penalti cometido sobre Pedro, sirvieron a la Selección Española de Fútbol para sellar su pase a semifinales de esta EURO 2012 al tiempo que para romper, de una vez y por todas, esa especie de maleficio que le perseguía ante Francia. Y es que por fin superó al conjunto galo y lo hizo en un partido más espeso de lo que se esperaba con dos campeones del mundo en liza.

La realidad es que España fue siempre superior a su rival en un duelo con poco ritmo. Pero impuso su calidad y su toque y casi le bastó con eso para sacar adelante su expediente ante un equipo galo un poco, bastante, gris. Mucho se especuló con las posibles alineaciones de ambas escuadras antes incluso de que los futbolistas saltasen al campo a calentar. En España se hablaba de si la elección de Vicente del Bosque iría hacia Fernando Torres o en busca de Fábregas, mientras en Francia era más un argumento táctico. ¿Buscaría priorizar por defenderse exclusivamente o intentaría sorprender al contrario amparado en su ataque? Las dudas quedaron desveladas cuando se supo que Cesc estaba en el once de inicio y Blanc lo evidenció en los primeros minutos cuando su conjunto encaraba el partido desde posiciones muy, muy retrasadas. La posición de Revelleire como lateral y la de Debuchy, otro defensa, como centrocampista de banda en un sistema 1-4-1-4-1 era toda una declaración de intenciones junto a la presencia de un futbolista como Malouda en ligar de Nasri en mediocampo.

España, con su clásico y teórico 1-4-3-3, con el citado Césc Fábregas de falso delantero centro y mucho intercambio de posiciones entre Alonso, Busquets y Xavi Hernández, cumplía con el guión y hacía lo que todo el mundo esperaba: tener el balón y tenerlo mucho tiempo. Con porcentajes de posesión de 62% contra el 38%, los españoles dominaban el partido, puede que sin mucho ritmo, a lo peor sin mucha velocidad en la circulación de balón, pero, lo que era básico, sin perderlo y, por lo tanto, sin problemas desde el punto de vista defensivo. Por su parte, el bloque galo trataba de tapar las subidas de Jordi Alba por la banda, con Debuchy haciendo de quinto defensor, y, en ocasiones, hasta Ribery hacía lo propio en el otro lado con las incorporaciones ofensivas de Álvaro Arbeloa.

Imagen

Revelleire abandonaba su posición para buscar a Iniesta entre líneas siempre que podía y se lo permitía el propio desarrollo del encuentro y, en definitiva, Francia trataba de frenar a España pero carecía de mordiente en ataque. Con esos planteamientos por parte de ambas escuadras sólo cabía esperar que llegase la ocasión de los de Del Bosque y que se convirtiese en gol. Y no tardó demasiado, fue en el minuto 19 y en una gran jugada de Jordi Alba, que llegó a la línea de fondo, centró y encontró a Xabi Alonso, quien de un buen cabezazo cruzado inauguró el marcador.

El ritmo de juego era bajo por parte de ambos conjuntos y a España le costaba crear ocasiones, con lo que no había mucho que llevarse a la libreta. Así se llegó al descanso, con esa ventaja mínima pero con casi el doble de pases de España (324) de los que sumaba Francia (165), lo que evidenciaba lo que estaba sucediendo sobre el césped.

Más de lo mismo

Como no hubo cambio en ninguno de los dos equipos, y los planteamientos parecían muy similares a los de la primera entrega, estábamos abocados a continuar en lo que estaba siendo el guión del duelo. Pero es que Francia tenía que reaccionar y lo hizo en el minuto 53, cuando recuperó un balón y salió rápidamente al contragolpe. La misma situación se produjo sólo un minuto después y, en el 59, Debuchy lo intentó con un remate de cabeza sin demasiado peligro.

El bloque de Blanc empezaba a llegar con más hombres al área contraria y éste movió el banquillo dando entrada a Menez y Nasri para aumentar esos acercamientos. Del Bosque reaccionó metiendo a Pedro por Silva y apenas unos minutos después a Torres por Cesc, intentando aprovechar los espacios que seguro se iban a crear a la espalda de la defensa ‘blue’.

Los franceses pasan a jugar distribuyéndose en un 1-4-2-3-1 y en el minuto 70 vuelve a haber una recuperación y contraataque llevado por Ribery con peligro. Torres y Pedro buscan la espalda de la defensa rival, aunque todavía sin efectividad, y el técnico galo se lo juega todo a una carta dando entrada a Giroud en lugar de M’Vilá, pasando a jugar ya con dos delanteros muy claros.

Entra Santi Cazorla por Andrés Iniesta y llega la sentencia del partido. Porque es el propio futbolista del Málaga el que encuentra a Pedro dentro del área, éste se libra con una genialidad de Ramy y es derribado por detrás por Revelleire en un incuestionable penalti. Se encarga de transformarlo Xabi Alonso, celebrando por partida doble y goleadora su encuentro número 100 con la selección, y España accede a la semifinal ante Portugal y Francia se va a su casa eliminada de la presente edición de la Eurocopa. Se había roto el maleficio español y por fin se conseguía superar a los franceses en un encuentro de esta envergadura.