El Blog de Rafa Benítez RSS El Blog de Rafa Benítez

04
Ago 2019
23:17
Diferencias y similitudes

Desde China

Rafa Benítez

Como dije en mi primera entrega de este blog tras siete días en China, todo en general es una gran experiencia porque a nivel cultural y de costumbres es completamente distinto, sin embargo, empiezo a encontrar algunas similitudes con la vida o forma de hacer las cosas en determinados aspectos en Europa.

Hay un par de cosas que claramente me recuerdan a Newcastle, la primera es que el hotel en el que nos hospedamos se llama 'The Castle', con lo que todos los días me ayuda a recordar mis buenos momentos en Newcastle y el cariño que recibí allí por parte de los aficionados. Ellos aprecian el compromiso que adquirimos al quedarnos en Newcastle y los esfuerzos que hicimos por seguir allí, pero desafortunadamente, "el leopardo no cambia sus manchas" como dicen en Inglaterra. Muchas cosas nos mantenían ligadas al Club, a la ciudad y a sus aficionados, pero la falta de proyecto y las promesas incumplidas nos obligan a mirar hacia delante y seguir por otro camino, como ya le ocurrió a Kevin Keegan o Alan Shearer, que no por ello dejan de ser recordados y de apoyar al equipo. No es malo recordar lo vivido, pero también hay que mirar hacia el futuro, por eso sólo me queda desearle al equipo y a Steve Bruce lo mejor para la próxima temporada.

La otra cosa similar y que pertenece más al ámbito deportivo es que es muy difícil fichar a los jugadores que quieres, por la escasez de jugadores chinos de calidad disponibles en el mercado, los equipos más fuertes los contratan enseguida y con contratos de larga duración por lo que hay muy pocos a los que puedas acceder y que realmente mejoren tu equipo. La normativa dice que tienes que jugar con 8 jugadores chinos en el campo; un U-23 siempre en el césped y de los 4 extranjeros que tienes, un máximo de tres en el campo. Por lo tanto, los extranjeros marcan la diferencia, pero los jugadores chinos aportan consistencia al equipo.

Con respecto a nuestro trabajo diario no cambia demasiado en relación a lo que hemos venido haciendo en otros equipos. Todo mi cuerpo técnico, además de ser buenos como profesionales, son trabajadores. Salimos del hotel a las 7'30 h de la mañana hacia la ciudad deportiva y tras una aventura diaria; nuestro conductor es muy bueno, pero nos tiene en vilo todo el viaje por la habilidad que tiene para meterse entre los coches, cambiar de carril cada minuto y encontrar el mejor atajo cada día, es otra experiencia similar a las que he vivido en Roma, por ejemplo.

Cada mañana pasamos por una parada de taxis que me recuerda a Del Boy y 'Only Fools and Horses' (para los lectores en España, una famosa serie de la televisión inglesa) por su coche de tres ruedas. Aquí le llaman 'ciclomotor de tres ruedas', pero algunos extranjeros le llaman ‘tuk tuk’ recordando a un vehículo similar de tres ruedas que usan en Tailandia.

Imagen

Imagen

Tras la larga e intensa jornada laboral, regresamos al hotel entre las 18 y las 20 h, depende del día.

Los viajes para jugar los partidos no tienen nada que ver con lo que hacíamos en Inglaterra, España o Italia. Cuando escribo estas líneas vamos desde Dalian a Chongqing, que está a más de 3 horas de avión. Tenemos que ir dos días antes porque es obligatorio hacer la rueda de prensa el día antes del partido y por lo tanto entrenamos en el estadio del equipo rival por la tarde antes del partido. Si hubiesemos querido salir el día anterior al partido, tendríamos que hacer un par de escalas y no merecía la pena. Lo mismo nos ocurrió cuando jugamos contra el Guangzhou Evergrande, pero desde allí viajamos a Hong Kong (el cuerpo técnico) para conseguir una visa de larga duración y aprovechamos para hacer algo de turismo.

Visitamos el monasterio de Po Lin y las estatuas de Buda en Tian Tan, siempre con mucho cuidado de no ofender a nadie y respetar todas las creencias, admiramos las bellísimas estatuas y los edificios por los que nos movimos.


Imagen

 (Mikel, Antonio, Rafa y Paco, visita al Monasterio de Po Lin)
La estatua de Buda lo preside todo desde lo alto y el monasterio tiene esa especial forma de construcción que vi en un reportaje en televisión sobre la Ciudad Prohibida, en Pekín, que hace que los edificios soporten mejor los temblores de tierra por la absorción de las fuerzas que hace la madera al estar entrelazada de una forma particular.

Sólo como curiosidad, lo que llaman Dougong Braces es un sistema de entrelazado de la madera que hace que se distribuyan mejor las fuerzas y sin usar pegamento o clavos; las columnas, que tampoco están fijas en el suelo, se adaptan con su movimiento para soportar mejor los terremotos y los fuertes vientos de la zona. Esta forma de construir data del 1044 al 206 AC y se perfeccionó a partir del 220 DC utilizando más piezas de madera entrelazadas para poder construir edificios más altos.

Imagen

Volviendo al fútbol, la rutina de trabajo es similar y los entrenamientos también, así como los partidos, pero la gran diferencia es la comunicación. Si no hablas el idioma del país, depende de cada uno, pero normalmente lo aprendes. Sin embargo, aquí nos dicen que hacen falta unos cinco años para hablar mandarin, así que vamos aprendiendo las palabras más necesarias y luego siempre tienes a tu lado, haciéndote marcaje al hombre a tu traductor. El mío, Justin, va copiando mis gestos en los entrenamientos y en los partidos y cada vez estamos más compenetrados.

Imagen

Acabamos de sobrevolar Chongqing y otra vez me vienen recuerdos de Newcastle por los puentes sobre el río. Tiene más de 30 millones de habitantes y más o menos el tamaño de Austria, seguramente se trate de la ciudad más poblada del planeta.

Imagen

No puedo pasar por alto la presencia constante de aficionados del Liverpool en cada una de las ciudades que visitamos, aunque hoy también me han regalado un escudo del Valencia y hace unos días en Tianjin, compartimos unas horas con dos leyendas del valencianismo, Luis Milla y Fernando Giner y continuamente firmo fotos y camisetas de los distintos equipos por los que he pasado, como muestra de que muchos aficionados chinos si que siguen el fútbol europeo con bastante pasión.

Imagen

Imagen


Imagen
Aquí, como todos saben, me he reencontrado con Hamsik tras nuestro paso por el Nápoles y hemos incorporado a Rondón, que ya ha marcado tres goles y se está adaptando muy bien al grupo. También he podido charlar con Mascherano, que me ha contado sus experiencias en el Hebei con el uso de la acupuntura para el tratamiento de lesiones, por ejemplo, y a otros técnicos españoles que han compartido sus experiencias con nosotros.

Esperemos que todo siga yendo bien y pueda volver a escribir sobre esta experiencia totalmente distinta a lo que he vivido en el pasado que me está permitiendo ver la vida desde otra perspectiva.

Un saludo.