El Blog de Rafa Benítez RSS El Blog de Rafa Benítez

07
Feb 2013
11:53
Contundente España en Doha, por Eduardo Parra

Articulos en General

Eduardo Parra

La Selección Española de Fútbol se deshizo de la de Uruguay (3-1) en el amistoso de ayer. Marcaron Cesc y Pedro Rodríguez, éste por partida doble, además del ‘Cebolla’ Rodríguez.

Se enfrentaban en Doha las selecciones de España y Uruguay en un encuentro amistoso que se repetirá, aunque esa vez con marchamo oficial, en la Copa Confederaciones que se disputará en Brasil durante el próximo verano.

España afrontaba el partido con su planteamiento habitual, con un dibujo afianzado en el 1-4-3-3 en el que los extremos, Pedro Rodríguez y Juan Mata en este caso, jugaban ‘a pierna cambiada’, aprovechando los espacios libres que creaba Cesc Fábregas en el centro del ataque trazando diagonales con y sin balón. Uruguay, por su parte, disponía un 1-4-4-2, esperando a España en su propio campo, acumulando hombres cerca de su propia área por medio de repliegues intensivos y basculaciones a veces exageradas, con coberturas defensivas constantes, y con la clara consigna de salir en contraataque rápido cuando recuperaban el balón. Con esta idea, Edinson Cavani y Luis Suárez mostraban mucha movilidad y verticalidad, intentando aprovechar los espacios que dejaba la defensa rival al jugar tan adelantada, lo que obligaba a la selección española a asegurar la concentración en las transiciones ataque-defensa para evitar este tipo de situaciones. España dominaba territorialmente el juego, aunque las pocas ocasiones de las que disfrutó llegaron tras sendos errores del rival. La mejor prueba de lo anterior fue la construcción del primer gol de Cesc, en un disparo lejano que acaba entrando en la portería tras un error del guardameta uruguayo, Muslera. Además, en un par de errores de Diego Godín en la salida de balón, Mata y el propio Cesc estuvieron a punto de aumentar la diferencia en el marcador. Sin embargo, el resultado al descanso sería un empate a un gol, ya que Cristian Rodríguez, ‘el Cebolla’, pasada la media hora de juego, aprovechó un pase de Cáceres para batir a Víctor Valdés, también en un error, esta vez de colocación, de la defensa española tras una maniobra de distracción de Cavani.


La segunda parte comenzó con un guión parecido, con la selección española decidida a continuar dominando el juego, esta vez con David Villa y Gerard Piqué en sustitución de Juan Mata y Carlos Puyol. La poca claridad en la salida de balón del equipo sudamericano, junto con la efectiva presión adelantada de España, provocaba continuas pérdidas de balón que los jugadores españoles aprovechaban para crear peligro en el área de Muslera. De esta forma acabaría llegando el 2-1. Fue a los 5 minutos de la reanudación del partido, en un buen tiro cruzado de Pedro Rodríguez y tras pase de Gerard Piqué.

En la última media hora de partido se sucedieron las sustituciones en ambos combinados, pero la única que supuso alguna variante táctica fue la entrada de Mario Suárez por Santi Cazorla, conformando un doble pivote con Sergio Busquets. Además del propio Mario, realizaron su debut con la selección española absoluta César Azpilicueta y Francisco Román Alarcón Suárez ‘Isco’.

Uruguay, mientras, continuaba jugando al contraataque. Pero aunque la sensación de peligro aparecía cada vez que Edinson Cavani o Luis Suárez intervenían en el juego, tan sólo obligaron a Víctor Valdés a intervenir decisivamente en una ocasión. Concretamente, tras un disparo del delantero del Nápoles.

España, que mantenía un ritmo de juego no demasiado rápido pero con el control casi absoluto de la posesión del balón, tampoco creaba ocasiones claras. Con todo, a falta de un cuarto de hora para el final de partido, Pedro Rodríguez culminaba un rápido contraataque para establecer su segundo gol y el 3-1 que a la postre sería definitivo.