El Blog de Rafa Benítez RSS El Blog de Rafa Benítez

21
Sep 2012
23:11

Tras dos temporadas en las que el Borussia Dortmund de la mano de Jürgen Klopp se ha proclamado campeón con todo merecimiento, la presente edición de la ‘Bundesliga’ se presenta muy interesante gracias a las ilusionantes expectativas que despiertan algunos de los equipos que podemos considerar a priori como aspirantes al título.

El Bayern, que se ha reforzado con jugadores que ya están siendo determinantes en este inicio de campeonato, parte como principal rival del propio Dortmund. Habrá que ver si el recién ascendido Eintracht, el Hannover 96 o el Schalke 04 se mantienen en las posiciones altas de la tabla y si otros equipos que no han tenido un buen inicio, como Werder Bremen, Bayer Leverkusen, Borussia M’gladbach o Stuttgart, son capaces de engancharse a las posiciones que dan derecho a jugar competiciones europeas la temporada que viene.

En los treinta partidos que se han disputado hasta el momento, la media de goles por partido es de 2,96, una cifra, por ejemplo, ligeramente superior a la de la Premier y también más alta que la de la Liga BBVA cuando se habían disputado las mismas jornadas. Todo ello según las estadísticas de Opta que manejamos.

La lista de máximos goleadores la encabezan un par de futbolistas del Bayern, Müller y Mandzukic con tres dianas cada uno, mientras que el húngaro del Hannover 96 Huszti está mostrando su gran estado de forma siendo absolutamente determinante ante el Wolfsburg, con cuatro asistencias en los cuatro tantos de su equipo, y en la victoria ante el Werder Bremen, marcando dos goles y dando la asistencia del otro. El portero del Fortuna Dusseldorf, Fabian Giefer, mantiene su portería imbatida en estos tres partidos, aunque su equipo ha conseguido hacer sólo dos goles. Enfrente y justo al contrario, el Hoffenheim, que actualmente ocupa la última posición en la clasificación, lleva ya once goles encajados.

Podemos comenzar el análisis de algunos de las escuadras de esta ‘Bundesliga’ por el citado Bayern München, actual líder y que continúa con la misma idea de juego que la temporada pasada, basada en un sistema 1-4-2-3-1, con un ataque combinativo y una defensa presionante y exhibiendo una gran eficacia goleadora. Tras una relativamente cómoda victoria a domicilio ante el recién ascendido Greuther Fürth en la primera jornada, el cuadro muniqués goleó en el ‘Allianz Arena’ al Stuttgart (6-1), en un partido en el que se adelantó el equipo visitante pero en el que los de Heynckes marcaron seis goles en 20 minutos gracias básicamente a la presión adelantada y a los contraataques aprovechando la debilidad defensiva del rival. Neuer bajo palos y la línea defensiva, donde aparece una de las novedades de este Bayern, el brasileño Dante, parecen intocables hasta el momento para Heynckes. En la punta de ataque el croata Mandzukic, otra de las incorporaciones, está supliendo la baja de Mario Gómez con una gran efectividad: tres goles en otros tantos encuentros. Acompañándole en la lista de máximos goleadores de la competición, está también Müller, demostrando un gran estado de forma ya que ha participado en muchos de las dianas conseguidas por su club hasta ahora, bien de forma directa o indirecta. Shaqiri es otro de los fichajes de la entidad que está apareciendo en las alineaciones titulares, bien en el centro de la línea de mediapuntas, como orientado hacia la izquierda, mientras que Javi Martínez debutó en la tercera jornada asistiendo a Kroos para que estableciera el definitivo 3-1 ante el Mainz 05.

Imagen
Imagen creada con 'Globall Coach'.

En su vuelta a la máxima competición alemana, el Eintracht Frankfurt ha comenzado la temporada de forma brillante, contando sus partidos por victorias y colocándose colíder de la clasificación junto al Bayern. Proponen un ataque combinativo con un sistema 1-4-4-2 con la variante del 1-4-2-3-1 en el que los laterales son ofensivos, más Oczipka que Jung, aprovechando los espacios libres del japonés Inui, que está jugando en la banda izquierda a pierna cambiada. El entrenador, Armin Veh, ha encontrado un once titular fijo con muchas caras nuevas con respecto al bloque que militaba en la Segunda División el año pasado. Desde el portero procedente del Kaiserslauten, Kevin Trapp, que completó una destacable actuación en la victoria por 3-2 ante el Hamburger SV, hasta los dos hombres de ataque que ya han visto puerta, Occéan y Alex Meier, pasando por los dos centrales sudamericanos, Anderson y Zambrano, o los jugadores de banda Oczipka, Inui y Aigner. Mención especial merece la aportación de Lanig, que en apenas veinte minutos disputados hasta ahora en tres partidos ha marcado dos goles.
Imagen
Imagen creada con 'Globall Coach'.

Dos victorias actuando como local, ante Werder Bremen y Bayer Leverkusen, y un empate a domicilio, en su visita al campo del Nürnberg, suponen un total de siete puntos para el Borussia Dortmund, el actual campeón, que anda empatado en la clasificación con el Hannover 96, el Schalke 04 y el FC Nürnberg, todos ellos a dos puntos de los líderes Bayern y Eintracht. La gran novedad del equipo esta temporada es Marco Reus, procedente del Borussia Mönchengladbach, apareciendo en las alineaciones titulares de Jürgen Klopp en los dos primeros partidos de la competición. Un Klopp que mantiene el 1-4-2-3-1 como esquema de juego con un posicionamiento adelantado y llevando la iniciativa en el juego. Piszczek y Schmelzer continúan siendo laterales muy profundos y por ello el objetivo principal del ataque de los equipos rivales. Gündogan suele ser la primera salida en la fase de construcción, Reus o Götze aportan visión de juego en la mediapunta y Lewandowski se mantiene como referencia en ataque. Uno de los protagonistas de este inicio de temporada está siendo el polaco Blaszczykowski en la banda derecha del ataque amarillo, apareciendo en momentos importantes bien con goles o con asistencias.
Imagen
Imagen creada con 'Globall Coach'.

El recién ascendido Fortuna Düsseldorf aparece en la séptima posición con un bagaje de dos empates y una victoria, cosechada en la primera jornada y a domicilio ante el Augsburg. En ataque, los dos goles de Schahin en ese partido son los únicos que han conseguido, mientras que en defensa se mantienen imbatidos, siendo Giefer el único portero que no ha encajado un solo gol en estos tres partidos disputados. Juegan un 1-4-4-2 que en ocasiones se convierte en un 1-4-4-1-1, con Voronin haciendo de enganche con el delantero, posición en la que se han alternado Nando Rafael, Reisinger y Schahin, tres de los jugadores que se han incorporado esta temporada al equipo. Hasta seis novedades en el esquema titular presentaba el Düsseldorf en la primera jornada. Sin exponer demasiado ni dominar más que el contrario, ha sacado gran rentabilidad en sus partidos.

El Borussia Mönchengladbach, por su parte, intenta hacer frente a las bajas de jugadores importantes que contribuyeron a realizar una buena temporada el año pasado, como Marco Reus o Dante. Una victoria contra el Hoffenheim y una derrota ante el Nürnberg en casa y un empate en Düsseldorf hacen que el equipo sume cuatro puntos y se sitúe en la zona media de la tabla. Amparador en un esquema de 1-4-2-3-1 es, después del Eintracht, el conjunto que más posesión de balón obtiene y uno de los que más pases contabiliza en sus partidos. Jantschke y Daems son sus laterales con mucha profundidad ofensiva, siendo Xhaka y Nordtveit los que dan estabilidad defensiva en el centro del campo y Cigerci con plena libertad de movimientos en la mediapunta haciendo de enganche con De Jong. Intentan mantenerse compactos en defensa reduciendo los espacios entre líneas, pero esto provoca que en ocasiones jueguen con la defensa adelantada y el rival aproveche los espacios libres por detrás de los laterales.

En la zona media de la clasificación aparecen equipos de los que se espera una reacción en las próximas jornadas. El Werder Bremen comenzó la temporada disputándole la posesión al Dortmund en su propio estadio, con un sistema 1-4-1-4-1 y proponiendo un ataque combinativo, pero acabó perdiendo por la mínima al igual que en su reciente desplazamiento a Hannover, derrotando en el ‘Weserstadion’, eso sí, al Hamburger SV en la segunda jornada.

El Wolfsburg muestra varias caras nuevas en su sistema 1-4-2-3-1, con laterales ofensivos intentando crear superioridad numérica en banda, buenos movimientos de Diego en la mediapunta y llegada de los hombres de segunda línea. Han renovado su línea defensiva con los centrales Naldo y Pogatetz aportando solidez en el juego aéreo e incorporado importantes jugadores en ataque como Olic o Diego, que vuelve tras su etapa en el Atlético de Madrid.

El Bayer Leverkusen ha protagonizado un irregular inicio de temporada, con una derrota ante el Eintracht Frankfurt, una victoria ante el Freiburg, en una buena actuación de Gonzalo Castro en la segunda jornada, y una nueva derrota en su difícil desplazamiento a Dortmund, donde Sascha Lewandowski planteó un 1-4-4-2 con dos líneas de cuatro replegadas para reducir espacios en mediocampo defensivo y salida rápida al contraataque buscando la movilidad de Schürrle y la verticalidad de Kiessling. El canterano del Real Madrid, Carvajal, aparece ya en el lateral derecho de su defensa.

En la parte baja de la clasificación, y ocupando momentáneamente puestos de descenso, el Stuttgart suma un punto gracias al empate conseguido en la tercera jornada ante el Fortuna Düsseldorf, tras caer derrotado ante el Wolfsburg en casa y sufrir una dolorosa goleada ante el Bayern. Juegan un 1-4-2-3-1 con una alineación todavía no definida, aunque Gentner y Kvist, como pareja de mediocentros, y Hajnal y Harnik, autor del único gol hasta ahora del equipo, hacen de enganches con Ibisevic, delantero procedente del Hoffenheim que conformaba la punta de ataque hasta su expulsión en el tramo final del partido del ‘Allianz Arena’. La escasa eficacia goleadora, unida a los desajustes defensivos que provocan que se produzcan situaciones de inferioridad numérica en defensa, como sucedió en varias ocasiones ante el Bayern, son aspectos a mejorar.

El Hamburger SV parece que ha comenzado esta temporada como acabó la anterior, sufriendo en la zona baja de la tabla. Tras la derrota en casa ante el Nürnberg y fuera ante el Werder Bremen, Thorsten Fink planteó la visita a Frankfurt con un sistema de 1-4-4-1-1, haciendo Van der Vaart la función de enganche con Rudnevs, otra de las novedades para esta temporada. Tras una primera parte discreta, en la que los mejores acercamientos, entre ellos el gol de Westermann, llegaron en acciones a balón parado, afrontó los últimos cuarenta y cinco minutos en inferioridad numérica tras la expulsión de Jiracek antes del descanso. Sin embargo, el equipo mejoró su imagen pese a la desventaja numérica y también en el marcador, gracias en parte a la buena actuación del coreano Son. Pero la realidad es que el casillero de puntos continúa a cero y cuenta sus partidos por derrotas.

La próxima jornada podremos disfrutar de varios enfrentamientos interesantes: la visita del Bayern a Gelsenkirchen para enfrentarse al Schalke 04, la difícil salida del Eintracht a Nürnberg o el encuentro entre el Bayer Leverkusen y Borussia Mönchengladbach, son sólo algunos ejemplos.