El Blog de Rafa Benítez RSS El Blog de Rafa Benítez

01
Abr 2012
20:16
Borussia Dortmund, 4-Stuttgart, 4, por Rafa Benítez

Articulos en General

Rafa Benítez

Viernes, 30 de marzo de 2012.

Partidazo de fútbol, de esos que nos hacen amar este deporte, el que tuvimos la oportunidad de disfrutar el pasado viernes. Un duelo de alternativas que tuvo a lo largo de su desarrollo diferentes ganadores, en el que pudo vencer cualquiera y que terminó en reparto de puntos y de goles. Ocho dianas en total, cuatro por bando, y tantas posibilidades de victoria y/o derrota dan para mucho. Vamos a intentar pasar a limpio algunas de nuestras reflexiones y, si queréis, las debatimos.


El Borussia Dortmund llevaba una racha impresionante en casa, estaba en lo más alto de la clasificación, lo sigue estando, y tenía cinco puntos de ventaja sobre el Bayern Munich. Pero tenía que ganar para mantener esa ventaja de cara al trascendental compromiso que disputarán entre ellos el próximo miércoles día 11 de abril. Sin embargo, a pesar de su dominio en casi todas las facetas del juego durante el desarrollo de la primera parte, el choque terminó con un resultado que a priori podría resultar sorprendente. Y no sólo por la cantidad de goles conseguidos por los contendientes en el duelo, sino también por el hecho de que se repartiesen igualitariamente esos ocho goles y el partido terminase en un llamativo empate a cuatro.

Es una evidencia para los que vimos el encuentro que el Borussia Dortmund podría haber marcado dos o tres goles en la primera parte y el Stuttgart, que llegó poco a la portería contraria, tuvo apenas una ocasión de Schieber que echó el balón por encima del larguero y una jugada polémica que pudo terminar en penalti y en expulsión del portero o en tarjeta para el delantero Ibisevic, del Stuttgart. El dominio y las ocasiones de la primera mitad correspondieron al equipo local, que fue muy superior, como decíamos antes, en prácticamente todo.

Se inició el compromiso con mucho balón largo y presión del Borussia, con un córner a favor y un tiro desde fuera del área por parte de Kagawa, todo ello para el equipo local.

Luego, sigue el ataque masivo, con más tiros a puerta y más ocasiones de gol en los primeros minutos, con llegada de muchos jugadores si recuperaban y tenían la posibilidad de salir al contraataque, y con variedad en el juego ofensivo.

Lewandoski suele tocar los balones largos de cabeza para que sus compañeros de segunda línea ganen las segundas jugadas. Los centrales pueden jugar por dentro hacia el punta o el mediapunta que deja de cara a los medios que vienen o Subotic puede desplazar largo con cambios de orientación bastante precisos. Cuando pierden el balón, aprietan con bastantes jugadores y recuperan enseguida.

Los exteriores van por dentro para dejar espacio para las subidas de los laterales. Así se consiguió el primer gol, como podemos ver en la animación. Centro de Schmelzer, que recibió de Gündogan, y la dejada de cabeza de Kehl que la remata a la red Kagawa, quien precisamente inició la jugada con un buen cambio de orientación.


Un tiro al larguero, un balón sacado bajo los palos y algún que otro tiro con peligro no fueron suficientes para que el Borussia Dortmund consiguiese el ansiado y tranquilizador segundo gol.

El segundo tiempo se inició con la misma tónica con la que terminó el primero. Ocasión del Dortmund con tiro al palo de su lateral derecho Piszczek.

Un poco más tarde, Kuba, también llegando al segundo palo, hace el segundo y, con ese 2-0 en el marcador y todo a favor, parecía que el partido ya no se le podría escapar al Borussia.

Enfrente, el Stuttgart tiene que irse hacia arriba y se suceden los contraataques con peligro por parte del cuadro local, aunque sin fruto.

Kvist avisa de las intenciones de los visitantes con un tiro al palo en el minuto 62 y, tras una ocasión de Kuba para el Dortmund, llega el primer gol del Stuttgart. Un balón largo, una dejada en el área y tiro ajustado que supone el 2-1 en el minuto 70.

Seis minutos más tarde, otro balón largo en el que saltan los dos centrales al mismo cuero, que logra tocar el delantero, Schieber recoge la segunda jugada y consigue el empate a dos.

Dos minutos después, a los 78, pérdida en medio campo y Schieber le coge la espalda al lateral derecho y pone el 2-3 en el marcador.

Aumenta la presión del Dortmund para tratar de remontar el partido y una recuperación de un balón, también en medio campo, permite a Hummels marcar con un tiro desde fuera del área y empatar el partido en el minuto 81.

Se descontrola el encuentro y siguen apretando los locales, pero también aparecen los nervios en la defensa del Borussia, que a pesar de ello consigue marcar el 4-3 por medio de Perisic, que había salido del banquillo, al rematar a bote pronto de forma excelente un córner.

Desde ahí hasta el final, el Borussia maneja el partido aceptablemente. Sacan un par de coners en corto en los últimos minutos para perder tiempo pero, sin embargo, no pudieron evitar el gol del empate. Un error de entendimiento entre Hummels y Schmelzer permite a Gentner igualar el compromiso y deja la Bundesliga más emocionante por la parte de arriba pensando en el partido citado anteriormente, contra el Bayern y a disputar el próximo día 11 de abril. Mejor para el fútbol.