El Blog de Rafa Benítez RSS El Blog de Rafa Benítez

08
May 2012
14:11

Llega la esperada final de la UEFA Europa League que compartirán, curiosamente, dos equipos españoles que se toman así la revancha de que ningún club de la Liga, rompiendo los pronósticos, dispute la otra final, la de la Champions League y a pesar de que Barcelona y Real Madrid contaban en todas las quinielas.

A priori, el próximo miércoles asistiremos en Bucarest (Rumanía) a una final igualada, con dos conjuntos que han realizado una gran campaña en esta competición, marcando muchos goles y siendo protagonistas en la mayoría de los encuentros que han disputado hasta llegar a esta final.

Un posible once titular podríamos encontrarlo en el siguiente gráfico:


Con respecto a lo que podemos esperar de ambos equipos, el Atlético de Madrid ha basado su éxito en el trabajo colectivo, la intensidad en el juego y los detalles de calidad de sus hombres de arriba, destacando los pases de Diego, la efectividad en la finalización de Falcao y las jugadas individuales de Adrián, entre otras cosas.

A eso hay que añadirle las subidas de los laterales, Luis Filipe y ahora JuanFran, un exterior actuando de lateral, el equilibrio que le dan Mario Suárez y Gabi, ya que Tiago no jugará por sanción, y la solidez de los centrales más su portero, Courtois, que ha cuajado una gran temporada.



Por su parte, el Athletic ha basado su éxito en la intensidad de su juego con y sin balón. Con incorporaciones de sus laterales, especialmente Iraola, y sus llegadas desde atrás para apoyar a Llorente. La movilidad de Susaeta y Muniain, más las llegadas de De Marcos y Ander Herrera, le dan gran variedad a su ataque que, con la presencia de Llorente, tiene versatilidad por su eficacia en el juego aéreo y su habilidad con los pies. La defensa, sólida y expeditiva, mantiene el equilibrio entre el ataque y la defensa.



En definitiva, un partido que se presenta emocionante por la igualdad de los finalistas y por las características de ambos equipos y de sus aficiones, que son de las más apasionadas y de las más agradecidas en cuanto sus jugadores se entregan y dan todo lo que tienen.